OPINIÓN

Fiat iniustitia et praevaleat iniquitas

Los españoles están dando a Ciudadanos el mandato de conseguir la necesaria regeneración democrática que necesita España.

Fiat iniustitia et praevaleat iniquitas.
Fiat iniustitia et praevaleat iniquitas. EFE

Cuenta la historia que Fernando I, nieto de los Reyes Católicos, hermano de Carlos I y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, tomó como lema de gobierno la frase “Fiat Iustitia et Pereat Mundus” (hágase justicia aunque perezca la prepotencia) pronunciada por el Papa Adriano VI (preceptor de Fernando el Católico y Regente de Castilla) cuando éste se negó a suspender un juicio contra una persona de alta posición social que había cometido un asesinato.

La frase, que puede llevar a error en su traducción literal, se refiere al hecho de que debe hacerse justicia aunque perezca la ostentación mundana, es decir, aquello que impidiera que prevaleciese lo que en buen derecho procede.

Fernando I, nacido en Alcalá de Henares y educado por su abuelo Fernando el Católico, fue uno de los más grandes gobernantes europeos de todos los tiempos

Fernando I, nacido en Alcalá de Henares y educado por su abuelo Fernando el Católico, fue uno de los más grandes gobernantes europeos de todos los tiempos (aunque su fama fuera eclipsada por la grandeza de su hermano mayor Carlos) y otorgó amplias concesiones a los distintos territorios bajo su gobierno, pero creando al mismo tiempo una autoridad central que asegurara la consistencia interna de los mismos, propiciando una de las etapas de mayor estabilidad de la Historia en un territorio compuesto por múltiples regiones, gentes y culturas, como era el Sacro Imperio.

Estos antepasados españoles, comprobarían hoy con estupor que el lema que realmente caracteriza a nuestra Justicia, politizada y controlada por la oligarquía de partidos encabezada por PP y PSOE, es justo el contrario: “Fiat Iniustitia et Praevaleat Iniquitas” (hágase injusticia y que prevalezca la iniquidad).

La asombrosa, aunque no por ello menos esperada, decisión del juez Llanera de conceder libertad bajo fianza a unos perpetradores de delito público flagrante, que han violado la legalidad en forma continuada, promovido tumultos, secuestrado los derechos constitucionales, acosado y violado sin rubor los derechos humanos de los catalanes no separatistas, es la última prueba de indignidad de este infame régimen del 78 que se desmorona, y así lo reflejan las encuestas de opinión de los ciudadanos valorando a aquellos que ponemos por delante la defensa de los derechos y la unidad de España contra los que quieren destruir la convivencia y los que con su cobardía patológica anteponen sus intereses partidistas al interés general.

Ya se encargó más tarde el ministro Zoido (por cierto, juez metido a política) de recordar a todos los españoles que la independencia de la justicia es una utopía en España

Esta decisión contrasta con la existencia de jueces libres no politizados, como la juez Lamela, que hizo honor al lema de Fernando I. Sin embargo, ya se encargó más tarde el ministro Zoido (por cierto, juez metido a política) de recordar a todos los españoles que la independencia de la justicia es una utopía en España, ya que horas antes de que el juez Llanera dictara su auto de libertad realizó unas declaraciones advirtiendo al juez que “lo primero que debía tener en cuenta es la ley y posteriormente el contexto y los hechos que influyen en el entorno".

El resultado: la excarcelación de los delincuentes con fondos provenientes de las organizaciones golpistas y la más que probable inmediata acumulación en el Tribunal Supremo de la causa contra ex miembros del Gobierno de Cataluña y los responsables de ANC y Omnium Cultural, que hoy maneja la Audiencia Nacional, para así acaparar todo el proceso separatista.

El daño que PP, PSOE y los magistrados nombrados por ellos han provocado a la credibilidad del sistema judicial español es gravísimo y será duradero. Todos ellos han demostrado al mundo que España no es un Estado de derecho y que la política está por encima de la Ley.

A la locura de Rajoy de convocar unas elecciones se suman las palabras de Sáenz de Santamaría afirmando que “si hay capacidad de cooperación, habrá nuevo sistema de financiación”

Ahora bien, esta clase política que hoy nos desgobierna, la más “revanchista, ignorante, e incompetente de Europa” en palabras del semanario alemán Der Spiegel, ¿qué es lo que persigue con esta actitud? Según ellos, crear un clima de “tranquilidad institucional” que permita un óptimo proceso electoral (incluyendo los golpistas en las listas electorales) que desemboque en un pronunciamiento democrático popular de los catalanes en las urnas el 21-D.

A la locura de Rajoy de convocar unas elecciones, cuyo resultado será la continuidad de los separatistas en el poder, ya sea en mayoría o con el apoyo de la oportunista Colau, se suman las palabras de Sáenz de Santamaría afirmando que “si hay capacidad de cooperación, habrá nuevo sistema de financiación” lo que esclarece la traición que siguen pensando perpetrar para otorgar a Cataluña unos privilegios que no necesitan sus ciudadanos y que provocarán graves desequilibrios económicos en el resto de regiones españolas. 

La calificación de esta indigna clase política resulta imposible. Si acaso, podrían tener un símil con las escombreras, salvando las distancias con éstas últimas. Pero sí resulta, no solo posible sino obligado, mencionar los principios que sustentaban los grandes imperios en la época de los hermanos Fernando y Carlos, para comprobar la ignominia y la traición con la que PP, PSOE, Podemos y los separatistas consideran que la Ley debe estar condicionada por la política, y por los deseos cambiantes del pueblo, es decir, por lo que a ellos les convenga en cada momento.

El pasado lunes, en el Círculo de Legisladores de Buenos Aires, el escritor e historiador español Cesar Vidal realizó una ponencia sobre la situación política y jurídica en Cataluña, ante altos cargos del gobierno argentino, ministros, una ex primera dama, políticos, legisladores actuales o del pasado y abogados. En el coloquio posterior a la conferencia, las preguntas más repetidas por los políticos y legisladores asistentes fueron las siguientes:

- ¿Cómo es posible que el gobierno de un Estado de Derecho ha permitido durante años el incumplimiento sistemático de la Constitución y la Ley, el adoctrinamiento masivo en el odio a España y la persecución y el acoso de los catalanes no separatistas sin mover un solo dedo?

- ¿Cómo es posible que el Tribunal Supremo se someta a presiones del poder ejecutivo y sitúe la política por encima de la Ley, liberando a unos cabecillas golpistas culpables de los delitos más graves en una democracia, algo absolutamente inconcebible en un Estado de Derecho?

¿Cómo es posible que el pueblo catalán no sea consciente de una situación que lleva su región a la ruina económica y al enfrentamiento social durante generaciones y no reaccionen en consecuencia?

Lo decía el pasado lunes el diario The Wall Street Journal: “Uno de los errores más graves de los independentistas catalanes ha sido infravalorar los sentimientos que su intento de independencia iba a provocar en los catalanes no independentistas y en el resto de los españoles”

¿Qué es lo que está salvando a España? Lo decía el pasado lunes el diario The Wall Street Journal: “Uno de los errores más graves de los independentistas catalanes ha sido infravalorar los sentimientos que su intento de independencia iba a provocar en los catalanes no independentistas y en el resto de los españoles”. Su corresponsal, Simon Nixon, señalaba que “una de las primeras cosas que sorprende a un visitante en Madrid son las miles de banderas españolas colocadas en los balcones y calles, algo que también es un hecho en el resto de las ciudades españolas”, lo que constituye un ejemplo claro del rechazo frontal que el referéndum ilegal y la cobardía del gobierno al afrontar la crisis catalana han tenido en el conjunto de la sociedad española, y que se ha traducido en una espectacular subida en la intención de voto de mi partido.

Haciendo homenaje al que fuera vicepresidente del gobierno, Fernando Abril Martorell, quién afirmaba que “en política hay que ser claro y reiterativo para que el mensaje cale”, repito de nuevo: Los españoles están dando a Ciudadanos el mandato de conseguir la necesaria regeneración democrática que necesita España. El ascenso de nuestro partido en la intención de voto es directamente proporcional al deseo de los ciudadanos de revertir esta situación tan lamentable. Este hecho no debe pasar desapercibido por nuestra parte y los errores pasados no deben volver a cometerse.

PD: Hoy les dedico un tema que antaño, cuando era escuchado por los nacionalistas catalanes, les producía el mismo efecto que el agua bendita a la niña de El Exorcista. Es la “Marcha de Cádiz” de los maestros Federico Chueca y Joaquín Valverde https://youtu.be/nY8tQRB-jkE


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba