OPINIÓN

En la España de Rajoy no hay estado ni soberanía

Pase lo que pase es inútil esperar que Rajoy arregle una situación de la que es principal responsable. Le invade el vértigo ante la posibilidad de acción.

En la España de Rajoy no hay estado ni soberanía.
En la España de Rajoy no hay estado ni soberanía. EFE

Lo sucedido el lunes 16 de octubre constituye un baldón en nuestra historia y una humillación a todo el pueblo español.

Un presidente de gobierno indigno y cobarde, cuya inacción durante años ha llevado a España al borde del abismo, permite que un delincuente golpista que habría sido procesado en cualquier Estado de Derecho, que no cumple la Ley, que ignora a instituciones y jueces, que persigue, discrimina y amenaza con procedimientos propios del nazismo a los catalanes no separatistas y que insulta a la Policía Nacional y a la Guardia Civil mientras ensalza a los Mossos como la “policía europea de más prestigio” (algo tan delirante que a raíz del atentado de las Ramblas, la NSA norteamericana, que vino a analizar el atentado, afirmaría que era el cuerpo menos preparado e incompetente que habían visto jamás) se niegue a responder a su requerimiento.

En el colmo de la osadía y del desprecio por España, Puigdemnot exige negociar su permanencia en el marco europeo después de la independencia

En el colmo de la osadía y del desprecio por España, Puigdemnot exige negociar su permanencia en el marco europeo después de la independencia. Y Mariano Rajoy, en una acción jamás vista en un presidente de gobierno europeo, se traga íntegras tamaña colección de desprecios, insultos y despropósitos, y le da un nuevo plazo hasta el jueves 19 de octubre.

Aquí debemos subrayar la tesis del pensador político García Trevijano, que nos dice: Rajoy todo lo fía a la aplicación del Artículo 155, que es una tomadura de pelo, porque lo único que permite es ordenar a Puigdemont que acabe con la sedición. La política defensiva de cualquier Estado de Derecho no está encomendada al código penal, puesto que la jurisdicción penal no tiene la fuerza, los conocimientos, ni la determinación de acabar con un problema tan grave como la sedición, la rebelión e incluso la traición. Por eso en todos los Estados de Derecho existen medidas excepcionales para ello, y en el caso de España es el Artículo 116 de la Constitución en su apartado cuatro: el estado de sitio, que no dura mucho tiempo pero que permite que la jurisdicción militar procese a los traidores y se restituya de inmediato la normalidad, como exigió el Rey Felipe VI a Rajoy, y éste último ha ignorado la Ley y el orden constitucional en Cataluña.

¿Qué es este escándalo de que la fiscalía pida prisión incondicional para Trapero y la jueza lo deja en libertad?

¿Qué es este escándalo de que la fiscalía pida prisión incondicional para Trapero y la jueza lo deja en libertad? Bien está que la jueza haya encarcelado a los promotores de las revueltas separatistas, pero Trapero es el jefe de la policía autonómica, que se ha enfrentado a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, y debe ser juzgado por un tribunal, y los Mossos deben ser repartidos por otras unidades en toda España. ¡Basta ya de bromas!, estamos hablando de traidores y de la unidad de la Patria.

Ante la absoluta gravedad de los hechos relatados, ante una situación inédita en la historia política, en la España de Rajoy ya no hay Estado ni soberanía.

Pase lo que pase es inútil esperar que Rajoy arregle una situación de la que es principal responsable. Le invade el vértigo ante la posibilidad de acción, no es solo un inútil, es claramente un impotente político, ha arrastrado por el fango la dignidad, la Constitución y la Ley mirando para otro lado cuando tenía que actuar, algo que en la historia política es siempre preludio de la destrucción de una nación.

Rajoy es el responsable principal del desastre que ha enfrentado para generaciones a las familias y ciudadanos de Cataluña

Rajoy es el responsable principal del desastre que ha enfrentado para generaciones a las familias y ciudadanos de Cataluña. Desde 2012, este cobarde patológico ha mirado para otro lado cuando los sediciosos incumplían sistemáticamente la Constitución y la Ley y tampoco ha movido un solo dedo ante la implantación obligatoria en la enseñanza pública del adoctrinamiento sistemático en el odio a España y la más grosera y delirante falsificación de la historia, algo inimaginable en un Estado soberano.

La inacción es de tal calibre que el Rey tuvo que instar Rajoy públicamente a restaurar de inmediato la Constitución y la Ley en Cataluña.

¿Y qué ha hecho Rajoy en lugar de pedir a los jueces la encarcelación inmediata de los jefes de la sedición? Les ha ofrecido negociar y pactar una alteración sustancial de la Constitución para calmar sus exigencias más inmediatas. Y es el contenido de lo que han ofrecido negociar, lo que ambos autores hicimos público la semana pasada.

Y ha sido por la gravedad de esas denuncias que hicimos, que se han hecho virales y han llegado al conocimiento de millones de españoles, lo que ha obligado a la cúpula del PP, en contra de su política oficial de desprecio absoluto por las denuncias de los ciudadanos, a salir en tromba para tratar de parar en vano la difusión de su inaudita traición.

¿Y qué ha hecho Rajoy en lugar de pedir a los jueces la encarcelación inmediata de los jefes de la sedición? Les ha ofrecido negociar y pactar una alteración sustancial de la Constitución

En las últimas horas, han salido desmintiendo el contenido de nuestras denuncias, sin aportar prueba alguna, primero el portavoz del PP en el Congreso D. Rafael Hernando, después el vicesecretario nacional de políticas sociales y sectoriales D. Javier Maroto, y finalmente D. Javier Arenas vicesecretario nacional para asuntos territoriales. Esta ha sido nuestra respuesta a los dirigentes del partido popular:

  1. Reconocer Cataluña como nación (algo que no ha sido jamás) es el primer punto del pacto que el Sr. Sánchez afirma haber realizado con Rajoy. ¿Cómo pueden negarlo? Y si no es cierto como dicen, no se limiten a decir que es falso, explique a los españoles lo que han ofrecido. Tienen todo el derecho a saberlo porque es su personalidad jurídica y política lo que está en juego.
  2. ¿Cómo tienen la desfachatez de negar que han ofrecido un nuevo modelo de financiación en detrimento de las demás regiones de España, cuando así lo ha hecho públicamente el Ministro de Economía? Dicho modelo incluye el cupo similar al vasco y Agencia Tributaria propia (Agencia que los sediciosos ya tienen montada y con el personal contratado) con el dinero que nos expolian y que Rajoy entrega a los sediciosos sin control alguno desde 2012. ¡Y tienen ustedes la caradura de negarlo!
  3. Cubrir el déficit de las pensiones catalanas y condonación de la deuda de 74.000 millones, que se repartiría entre el resto de CCAA, es lo otro que dice Sánchez que han pactado a cambio de su apoyo en la aplicación del artículo 155.
  4. Embajadas, pero no como las actuales sino de la “nación catalana” que van a reconocer en la nueva Constitución. Y lo que es peor, representación como nación en los organismos internacionales. Pero aquí los españoles tenemos dos aliados formidables. Ni Merkel ni Macron van a aceptar esta demencial cesión de Rajoy. Es precisamente por esta evidencia que Puigdemont pone reticencias e insiste en la independencia.

Y el colmo de la vileza. Como el pueblo español jamás aprobaría un cambio tan disparatado de la Constitución mediante referéndum, piensan burlar a los ciudadanos aprobándolo en el Congreso y en el Senado por el Artículo 167 de la Constitución Española, para lo que basta una mayoría de 3/5, que superan con creces PP, PSOE, Podemos y nacionalistas.

Lo que están tratando la cúpula del PP y del PSOE es hacer todo lo posible para neutralizar el sentimiento nacional popular aflorado en las gigantescas manifestaciones

Lo que están tratando la cúpula del PP y del PSOE es hacer todo lo posible para neutralizar el sentimiento nacional popular aflorado en las gigantescas manifestaciones en Barcelona, Madrid y en todas las ciudades españolas, a favor de la unidad nacional y del encarcelamiento de los sediciosos.

Sin embargo, ambos partidos no soportarían una traición de ese calibre sin desintegrarse. Por ello la ofensiva es, cada vez más claramente, Sistema contra Pueblo.

PD: Hoy les dedicamos el tema “Sadeness” de Enigma https://youtu.be/x4maoo4A3x4

* Este artículo ha sido escrito conjuntamente por Juan Carlos Bermejo y Roberto Centeno


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba