OPINIÓN

España y Grecia: la crisis sigue ahí

España, según los datos de que disponemos a final de 2017, se encamina sin remedio a soportar los mismos efectos que hoy están sufriendo los griegos, ya que hay elementos totalmente coincidentes que han llevado al país a esta situación, y que hoy se dan en España.

España y Grecia: la crisis sigue ahí.
España y Grecia: la crisis sigue ahí. EFE

Coincidiendo con el anuncio de la publicación en español del libro de Yanis Varoufakis, titulado “Comportarse como adultos”, no puedo hacer otra cosa que dar la razón a este controvertido personaje en su contenido, ya que sin duda alguna ha tomado muy bien la medida a todos estos burócratas que acabarán por reventar el euro y la Unión Europea con sus disparatada política de encubrimiento de deuda, expansión monetaria descontrolada y absoluta falta de control de transacciones de divisas, donde las organizaciones criminales campan a sus anchas y que está provocando una ficticia fortaleza del euro sobre el dólar.

Acabo de volver de Grecia, dónde he pasado varios días con mi familia. Desde las instancias oficiales de la Unión Europea nos venden que el país está saliendo de la crisis y que todo funcionando adecuadamente, con un Alexis Tsipras, a semejanza de Mariano Rajoy, totalmente sometido al dictado de Angela Merkel y de sus títeres, que no son otros que la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. Sin embargo, la realidad es bien distinta, y doy fe de ello porque lo he vivido en primera persona.

El paro se sitúa por encima del 26%, con sólo el 8% de los parados recibiendo alguna ayuda del Estado

Grecia, un país empobrecido de jubilados viviendo literalmente en la miseria tras una rebaja brutal en sus retribuciones. El paro se sitúa por encima del 26%, con sólo el 8% de los parados recibiendo alguna ayuda del Estado.

Los trabajadores han visto como sus salarios se han reducido, en algunos casos, hasta un 70%. Los jóvenes menores de treinta años no superan los 500 euros brutos al mes. Como ejemplo les diré que la maître (allí les llaman capitana) del restaurante del hotel donde me alojé, que es uno de los mejores de Atenas, cobraba, por ser el día de nochevieja y doce horas seguidas de trabajo, 32 euros brutos.

Ahora bien, algún lector podrá pensar que la vida en Grecia es más barata y se pueden apañar con salarios más bajos. Pues nada más lejos de la realidad. Todo lo contrario, ya que en Grecia se paga un IVA del 24% por los productos y servicios básicos, en lugar del 10% que pagamos en España. Esto hace literalmente que, por ejemplo, las familias no puedan salir a cenar fuera de casa, y lo que usualmente hacen es pasar toda la tarde en terrazas tomando un único café y multitud de vasos de agua, que es la bebida más popular y que la sirven sin ni siquiera preguntar.

El sistema bancario sigue pendiente de un hilo y totalmente sometido al control de salida de capitales por parte del Banco Central Europeo

En cuanto al sistema bancario sigue pendiente de un hilo y totalmente sometido al control de salida de capitales por parte del Banco Central Europeo. Los griegos tienen prohibido sacar más de 400 euros en efectivo a la semana, lo que hace les obliga a usar la transacción electrónica. En los comercios, las comisiones que pagan a los bancos por el uso de tarjetas varían entre el 5% y el 8%, por ello los comerciantes aplican grandes descuentos por el pago en efectivo, además de hacerles más llevadera la restricción del control de capitales.

En opinión de los griegos, su presidente no existe, no hace nada, es sólo una figura y además “poco decorativa”. Fíjense en este detalle. Todos los domingos a las 11h, frente al Parlamento griego, se realiza el desfile de “El Cambio de Guardia”. Al preguntar a los ciudadanos qué supone ese acto, contestan: “Los soldados hacen el cambio de guardia en honor del soldado desconocido, no en honor ni en salvaguarda a los miserables que hay dentro del edificio. Esos no son importantes”.

España, según los datos de que disponemos a final de 2017, se encamina sin remedio a soportar los mismos efectos que hoy están sufriendo los griegos, ya que hay elementos totalmente coincidentes que han llevado al país a esta situación, y que hoy se dan en España.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha incrementado la deuda en 626.000 millones de euros desde el rescate de 2012

Sin ánimo de ser exhaustivos y según los datos del Banco de España, el Gobierno de Mariano Rajoy ha incrementado la deuda en 626.000 millones de euros desde el rescate de 2012, la mayor conocida en toda la historia, mientras que el incremento de riqueza ha sido de 70.000 millones. ¿Es esto recuperación? No, es todo lo contrario, y cualquiera que sepa sumar y restar puede deducirlo.

La deuda real, si hacemos que nos creemos la cifra oficial de PIB, se sitúa en el 140%, y si consideramos la cifra que hemos calculado el grupo de economistas independientes, y que nadie nos ha dicho que no sea correcta, la deuda pública real española sería el 170% del PIB, es decir, muy próxima a la que provocó el colapso en Grecia.

La Comisión Europea, en complicidad con el Gobierno, puso un objetivo de déficit público para España en 2017 del 3,1% para no salir, aún, del Protocolo de Déficit Excesivo, que se aplica a aquellos países que tienen déficit público mayor del 3%. De esta forma se maquillan más de 400.000 millones de euros de deuda ante el mercado de colocación de bonos, y muy pocos españoles son conscientes de la gravedad que esto supone, ya que es la coartada que permite seguir endeudando sin freno al país y la que mantiene toda la estructura de industria política intacta.

A pesar de que presumen a bombo y platillo de que las cifras de recaudación van viento en popa, los datos indican que Montoro tendrá que volver a hacer “contabilidad creativa”

Ahora bien, ¿va a cumplir el Gobierno el objetivo de déficit? A pesar de que presumen a bombo y platillo de que las cifras de recaudación van viento en popa, los datos indican que Montoro tendrá que volver a hacer “contabilidad creativa” para cuadrar el déficit a martillazos.

El último dato proporcionado por la Agencia Tributaria a noviembre de 2017 sitúa la recaudación en 180.335 millones de euros. Dado que sólo queda un mes del año y hay muchos expedientes de devolución tributaria sin ejecutar y que deben hacerse el último mes, la recaudación se irá en el mejor de los casos hasta los 195.000 millones, haciendo prácticamente imposible llegar a los 200.963 millones de euros presupuestados por Montoro.

En cuanto a la Seguridad Social, el tema es más preocupante. A noviembre de 2017, la recaudación era de 126.947 millones de euros, y eso habiendo recibido un crédito extra de 10.222 millones de euros. Esto indica que terminará el año no más allá de 138.000 millones de euros, muy lejos de los 149.006 millones presupuestados para llegar al punto de equilibrio.

La recaudación en las Comunidades Autónomas hasta octubre de 2017 era de 143.627 millones de euros, lo que nos lleva a estimar que no terminará el año más allá de los 173.000 millones de euros, sin alcanzar los 176.685 millones presupuestados.

La deuda del Estado en circulación ha crecido en el último año en 47.000 millones de euros

Según las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Economía, la deuda del Estado en circulación ha crecido en el último año en 47.000 millones de euros. Respecto a la ejecución presupuestaria del Estado en términos de Contabilidad Nacional, los recursos no financieros a noviembre de 2017 presentan un déficit de 18.207 millones de euros sobre lo que Montoro había presupuestado. En términos de cotizaciones sociales, los ingresos a noviembre fueron de 99.885 millones de euros frente a los 123.773 millones de euros de gastos, es decir, presenta un déficit de 23.888 millones de euros. Esto es nada más y nada menos que un 50% más de lo previsto por el Gobierno, y también muy superior al que pronosticaba la coartada del sistema llamada AIReF.

Con estos datos, como antes dije, los ciudadanos españoles tenemos todos los mimbres para acabar como nuestros colegas griegos. Seguir manteniendo en el poder a este Gobierno no parece ser lo más adecuado. En nuestras manos está impedirlo.

Feliz año 2018, que a buen seguro no será mejor que 2017.

PD: Hoy les dedico el tema “Qué hace una chica cómo tú en un sitio cómo este” de Burning con la colaboración de Antonio Vega https://youtu.be/veSPlR972Rk


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba