LA AUSENCIA DE LA SECRETARIA DE ESTADO DE COMUNICACIÓN EXPLICAN LOS PATINAZOS DEL PRESIDENTE

Rajoy pasa 72 horas sin "sombra"

Moncloa se resiente por la ausencia de la Secretaria de Estado de Comunicación
Moncloa se resiente por la ausencia de la Secretaria de Estado de Comunicación

Las comparecencias de Mariano Rajoy suelen hacerse a la sombra de una persona: la Secretaria de Estado de Comunicación de Moncloa, Carmen Martínez Castro. Es el rostro que aparece en segundo plano en todas las grandes declaraciones del Presidente y otros altos cargos del Gobierno.

Esta semana ha tenido que ausentarse del cargo por motivos familiares y esa ausencia puede explicar la vergonzosa escena de un Presidente huyendo de la prensa vivida ayer en la Cámara. Rajoy sin su sombra habitual huía despavorido ante los micrófonos, rodeado por otros cargos de confianza pero sin Martínez Castro a su lado.

Pero el Gobierno sin sombra ha vivido dos patinazos de comunicación más en apenas 72 horas:

Primero, la declaración sobre los recortes en Sanidad que anunciaba Luis de Guindos, desmentía desde el PP Carlos Floriano y que luego confirmaba una nota oficial del Gobierno y ayer un briefing improvisado en los pasillos de la Cámara.

Y segundo, el presidente revelaba un encuentro secreto con Rubalcaba desde la tribuna del Congreso. La Moncloa todavía no ha confirmado a esta hora si las palabras de Rajoy eran ciertas.

Para colmo, el presidente del Gobierno también está muy pendiente estos días de la salud de su padre, Mariano Rajoy Sobredo, que a sus 90 años de edad se está reponiendo con bastantes secuelas del ictus que sufrió a finales del pasado mes de marzo. Como consecuencia de este accidente vascular, fue ingresado en el servicio de Neurología de La Paz, pero desde hace unos días recibe asistencia extra hospitalaria y su estado de salud es muy delicado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba