El Buscón

‘Los tres de VOX’ resisten en Marinaleda y vuelven a plantar cara a Sánchez Gordillo

    

Juan Manuel Sánchez Gordillo
Juan Manuel Sánchez Gordillo EFE

Un foco de resistencia ha surgido en la “utopía” colectivista que Juan Manuel Sánchez Gordillo "materializó" en 1979 en la localidad sevillana de Marinaleda. Frente a los ideales de socialismo y lucha jornalera que predica este político con más o menos acierto y coherencia, ha brotado una oposición que se encuentra en las antípodas ideológicas del exdiputado del Parlamento de Andalucía. La conforman tres votantes de VOX que en las pasadas elecciones europeas apoyaron a este partido, puramente conservador, y que en los recientes comicios andaluces han vuelto a otorgar su voto a la formación liderada por Santiago Abascal. Entre los tres, representan el 0,18 % de los sufragios, lo que les sitúa en una proporción que podría equipararse con la de los espartanos en la Batalla de las Termópilas. Salvando las distancias.

La presencia de este trío de votantes en un pueblo en el que Izquierda Unida ha ostentado un poder casi absoluto desde hace tres décadas y media llamó la atención a los analistas políticos tras las últimas elecciones europeas, pero también en la Ejecutiva de Vox, como se demuestra en que hace unas semanas, su presidente acudiera al municipio sevillano, junto a un grupo de afiliados, para certificar que la bandera de España no estaba izada en el balcón de su Consistorio, ni ubicada en su salón de plenos, tal y como exige la ley.

Una vez realizada esta comprobación, VOX trasladó una queja a la Delegación del Gobierno de Andalucía para que obligara a Sánchez Gordillo a colgar este emblema de la fachada de su Ayuntamiento. Días después, así lo ordenó, aunque el díscolo alcalde izquierdista se negó a completar tal acción. Por eso, el pasado viernes, algunos jóvenes de este partido tomaron la iniciativa e izaron la rojigualda en uno de los cuatro mástiles situados en el exterior del edificio. En el partido conservador, esta iniciativa la encuadraron dentro de un proyecto al que, con cierta sorna, han denominado España entera como Marinaleda.

De momento, y a pesar de la consumación de este tipo de acciones "subversivas", la colectividad de VOX no supone un peligro real para la mayoría en el Pleno municipal de Sánchez Gordillo. Ni mucho menos. Ahora bien, este polémico político observa con preocupación la aceptación de Podemos entre sus paisanos, según ha podido saber este Buscón. De hecho, la formación ha acaparado 485 votos en los comicios andaluces, tan sólo 230 menos que Izquierda Unida, el partido del establishment marinaleño.

Al margen de la presencia de los Bravo, Padilla y Maldonado de VOX en Marinaleda, llama la atención el que un ciudadano diera su apoyo al Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), una facción que se encuentra aún más a la izquierda de Sánchez Gordillo. También cosechó un voto CILUS, ese extraño partido al que más de 11.000 individuos dieron su voto en Andalucía, en teoría, porque una parte de los ciudadanos confundió su papeleta con la del partido de Albert Rivera. Ver para creer, querido lector.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba