El Buscón

Los diputados quieren que Felipe VI sea 'coronado' el 18-J para... irse de puente

El presidente del Congreso, Jesús Posada, preside la reunión de la Junta de Portavoces
El presidente del Congreso, Jesús Posada, preside la reunión de la Junta de Portavoces EFE

La picaresca parlamentaria no tiene límites. Ni la proclamación de un rey, en este caso, Felipe VI de Borbón y Grecia, puede con ella. Según ha podido saber este Buscón, sus señorías están haciendo presión, e incluso creen que serán escuchadas, para que el día de la coronación del heredero sea definitivamente el 18 de junio, víspera del Jueves de Corpus Christi, que es festivo en el calendario laboral de la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha. La excusa perfecta para irse de puente.

La Mesa de la Cámara Baja acordó el pasado martes que el proyecto de ley orgánica de sucesión, que saldrá aprobado del Congreso en lectura única el miércoles 11 de junio, será remitido al Senado para su inclusión en el orden del día del martes 17. Aprobado el texto por las Cortes y publicado, el paso siguiente es ya la proclamación del Príncipe de Asturias como nuevo Rey de España, cuya fecha todavía no está fijada definitivamente. Los ujieres del Congreso trabajan en los preparativos de la sesión solemne con la previsión del día 18, que es la que baraja el propio presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada.

Sin embargo, será la Casa del Rey la que tenga la última palabra y proponga el día exacto de la proclamación, de acuerdo con las Cortes, que podría ser, además del miércoles 18, el propio 19, el viernes 20 u otro día laborable de la semana siguiente. Es precisamente el día 20 la fecha que no quieren los diputados, y así lo han hecho saber, porque perderían dos días de poder estar en sus circunscripciones de origen, aprovechando la festividad del Corpus.

De este modo, sus señorías desean que los fastos de la proclamación pasen cuantos antes y coger así el trolley --la maleta que le espera a la entrada del Congreso-- rumbo al AVE que les llevará a casa o al avión que les trasladará en puente aéreo. Previsiblemente, la coronación tendrá lugar al mediodía y en teoría los diputados dispondrán de tiempo suficiente para subir al medio de transporte que les conduzca de regreso a sus lugares de residencia.

La estampida del 31 de octubre

No se repetirán, aunque todo está por ver, las carreras del pasado 31 de octubre, cuando bien entrada la tarde una estampida de diputados abandonó el hemiciclo para ganar las máximas horas posibles al Puente de Todos los Santos. Aquellas imágenes de parlamentarios a la carrera, reproducida luego ampliamente por la prensa, sirvió de poco para mejorar la imagen de los políticos que tiene la ciudadanía. Juntos después de emitir su voto en la última votación de la jornada, la relativa a una tema de especial importancia, la reforma de las pensiones, y sin esperar ni al resultado ni a que el presidente de la Cámara levantara la sesión, los diputados salieron disparados de sus escaños. Al jueves siguiente, las enmiendas a Ley Eléctrica tampoco se votaron por las prisas de los parlamentarios en iniciar el fin de semana.

Otra desbandada sonada fue la del pasado 1 de agosto, cuando el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, acudió al Senado (al estar el Congreso en obras) a dar explicaciones sobre el caso Bárcenas. Sus señorías no estaban dispuestas a retrasar ni un minuto más sus vacaciones de verano, por lo que la Cámara Alta tampoco se libró de estas esperpénticas instantáneas. ¡Tonto, el último!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba