El Buscón

Diplomáticos contra Pedro Sánchez: ‘Ha dejado por los suelos la Marca España’

En la embajada española en Washington no perdonan que Pedro Sánchez 'pasara' de sus servicios en su 'fallido' viaje a Estados Unidos.
En la embajada española en Washington no perdonan que Pedro Sánchez 'pasara' de sus servicios en su 'fallido' viaje a Estados Unidos. EFE

El enfado de algunos diplomáticos con Pedro Sánchez es monumental y lejos de remitir, arrecia. Por ejemplo, el del embajador español en Washington, Ramón Gil-Casares, quien está que arde con el secretario general del PSOE por ‘pasar’ de los servicios diplomáticos españoles en Estados Unidos para su viaje de enero a Washington, donde, según nuestra embajada, “ha dejado por los suelos la Marca España que tanto nos está costando levantar”.

Las quejas del embajador, que se las expone abiertamente a determinados políticos o empresarios que visitan Estados Unidos, se corresponden con el propio malestar que aún reina en el Ministerio de Asuntos Exteriores con Pedro Sánchez. Aquí –en el Ministerio- y allí –en la embajada- se considera que el líder socialista hizo el ridículo en su viaje a Estados Unidos por prescindir voluntariamente de los servicios diplomáticos de nuestra embajada en Washington. Se afirma en la embajada –y lo corrobora el Ministerio- que Sánchez, como líder de la oposición en el Parlamento español, tiene derecho a utilizar todos los servicios diplomáticos en sus viajes oficiales al exterior. Pero para esta ocasión parece que decidió prescindir de Gil-Casares, y sobrevino el desastre que todos conocemos. O, al menos, eso es lo que en privado comenta Gil-Casares a determinadas personalidades.

Sabido es que fue un gran chasco la visita presentación en Estados Unidos de Pedro Sánchez, llegando incluso a perderse en una de sus comparecencias más importantes en la Universidad de George Manson, en Virginia: Sánchez tuvo problemas para encontrar la dirección, a pesar del GPS. El líder socialista llegó tarde, lo que provocó una lamentable escena en la que el propio Ramón Gil-Casares tuvo que subir al estrado, disculpar la ausencia del orador e improvisar una pequeña intervención sobre las relaciones España-EEUU y la situación en Europa, la cual, por cierto, fue muy aplaudida.

Como contó Vozpópuli en su día, el rector de la Universidad, Ángel Cabrera, propició esta solución, para no defraudar a los presentes, e incluso deslizo un comentario poco un tanto jocoso y que fue muy comentado en España: "Espero que Sánchez pueda dirigir mejor un país que un GPS".

Y, claro, cuando finalmente la delegación socialista llegó a la Universidad, se topó con que ya no quedaba nadie. Demasiado tarde, por lo que volvieron a Washington para participar en el siguiente acto de su programa, organizado en esta ocasión por el Center for American Progress, su último acto durante la visita a los Estados Unidos. Pero los diplomáticos no olvidan, y esperemos que Sánchez tampoco.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba