El Buscón

Pedro Sánchez tomará la temperatura a la Casa Blanca antes que Susana Díaz

La presidenta andaluza también está interesada en hacerse la foto en Estados Unidos

Pedro Sánchez y la presidenta andaluza, Susana Díaz.
Pedro Sánchez y la presidenta andaluza, Susana Díaz. EFE

Pedro Sánchez le ha caído en gracia a James Costos, embajador estadounidense en Madrid, uno de los principales artífices del viaje que el secretario general del PSOE hará la semana que viene a Washington para exponer sus opiniones sobre la economía española a responsables de la Casa Blanca y del Fondo Monetario Internacional. Es una excursión que el líder socialista lleva preparando en estrecho contacto con la embajada americana desde hace más de dos meses, exactamente desde que mantuvo su primera entrevista con el diplomático en la sede central de su partido el pasado noviembre, después de acceder a la secretaría general en el congreso extraordinario de su partido.

La visita a Washington empezó a prepararse el pasado noviembre

En el equipo de Pedro Sánchez se quiere dar un realce extraordinario a esta visita a Washington, por dos motivos bien diferentes: en primer lugar, para demostrar que se desenvuelve bien en la escena internacional y tiene buena acogida en los principales centros de poder, algo que no está en estos momentos al alcance ni de Pablo Iglesias, líder de Podemos, ni de Alexis Tsipras, cabeza visible de Syriza en Grecia. En segundo lugar, porque considera que este desplazamiento le va a dar brillo dentro de su propio partido, ayudando a consolidarle en el sillón que ocupa desde julio.

Este no es un asunto menor para Sánchez si se tiene en cuenta el papel que aspira a desempeñar dentro del PSOE Susana Díaz. Esta última también se vio con James Costos, un mes antes de que éste recibiera al líder socialista, con el pretexto de trasladarle su visión sobre el uso que hace Estados Unidos de las bases aéreas norteamericanas de Rota y Morón de la Frontera. En aquella entrevista, celebrada en octubre, ambos hablaron también de una visita de la presidenta andaluza a Estados Unidos, una iniciativa que llegó a oídos de un miembro de la ejecutiva socialista afín a Sánchez, celoso con el perfil internacional que quiere fabricarse también la lideresa. La fuente recuerda que Díaz fue recibida por el rey de Marruecos Mohamed VI a mediados de septiembre, un encuentro que ésta presentó como una sorpresa a la dirección de su partido y del que no informó previamente a Sánchez. El hecho es que Sánchez le ha ganado la partida a Díaz y será el primero en tomar la temperatura a la Casa Blanca en nombre del PSOE. Mientras lo hace, la andaluza se paseará por Madrid la semana que viene, donde está ya citada con varios foros periodísticos para dar a conocer sus opiniones sobre la situación interna en el PSOE.

Mientras Sánchez está en EE.UU, Díaz almorzará con periodistas en Madrid

El próximo viaje del líder socialista a Washington no ha suscitado preocupación en el Gobierno, como prueba el que este miércoles delegara la reacción en el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando. “Esperamos que explique al Fondo Monetario Internacional la realidad de la economía española y las reformas y que no dibuje una España negra”, señaló Hernando.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba