El Buscón

Zaplana, Bono y Zapatero, 'Los ángeles de Pedro J', ayudan a captar capital para El Español

   

José Bono, Elena Valenciano, José Luis Rodríguez Zapatero y Eduardo Zaplana
José Bono, Elena Valenciano, José Luis Rodríguez Zapatero y Eduardo Zaplana EFE

Pedro J. Ramírez puede ser considerado como la gran estrella de la temporada otoño-invierno madrileña. Acto social en el que aparece, acto social en el que está acompañado de una cohorte de groupies que le observa con sincera admiración y le escucha como si de su boca salieran las frases que servirán para redactar las nuevas bienaventuranzas. Hace unos días, el periodista acudió al Hotel Ritz para presentar en sociedad su nuevo periódico, El Español. Para “españolear”, como soltó un conocido empresario madrileño que presenció el acto. En su discurso, hizo alarde de los miles de colaboradores que ha conseguido mediante ese modo virtual de pasar la cesta conocido como crowdfunding. Eso sí, entre las personas que le ayudan a engordar la hucha no citó a Eduardo Zaplana, José Bono y José Luis Rodríguez Zapatero, quienes se han convertido en tres tenaces aliados del editor en su cruzada por captar los fondos que necesita para lanzar su proyecto.

Este travieso Buscón desconoce si estos tres políticos se encuentran entre los históricos mandatarios regeneracionistas a los que Ramírez alude con tanta frecuencia. Pero, más allá de este detalle sin importancia, parece que están en su misma trinchera y se han propuesto ayudarle a dar un impulso a su periódico digital, que nace con la vocación de alumbrar a una sociedad española deseosa de noticias rigurosas. Por eso, Zaplana, Bono y Zapatero se han remangado la camisa y se han propuesto conseguir socios para El Español. Supone este humilde informador que lo hacen con la misma actitud con la que ejercían la política de alto nivel. La que sienta las bases de un país próspero.

Según el testimonio de fuentes conocedoras de este proyecto periodístico, algún empresario que le prometió el oro y el moro a Pedro J. dio la espantada cuando tuvo que formalizar su colaboración, lo que le obligó a cambiar su estrategia inicial, que pasaba por poner en marcha el diario digital algunos meses antes de otoño de 2015. También le forzó a buscar nuevos inversores, aunque en esa tarea no ha estado solo, pues ha contado con la fuerza negociadora de tres políticos que conocen a las mil maravillas lo que se cuece en las altas esferas y las diversas formas de las que pueden recibir publicidad institucional los medios de comunicación.

El Ibex 35 contra Pedro J.

A este respecto, cabe recordar que Pedro J. Ramírez atribuyó su salida de El Mundo a las presiones que Moncloa ejerció sobre sus dueños italianos de RCS MediaGroup, de ahí que hayan surgido informaciones -más o menos interesadas- que inciden en que las empresas del Ibex 35 no se atreven a entrar en su proyecto, dado que Mariano y Soraya podrían considerarlo como una acción subversiva. Como una donación para engordar las arcas del enemigo.

Hace unas fechas, representantes de El Español mantuvieron una amistosa reunión con gente de la cúpula de una de las compañías más importantes de este país. Una de ésas entidades que vertebran la Marca España. Con eñe, como El Español. En el encuentro, no hay duda de que se abordaron las virtudes de este nuevo periódico, los hechos más relevantes del currículo de Pedro J. y sus exclusivas más memorables. De lo que todo su entorno habla últimamente, vaya. El problema es que no fue suficiente para que los empresarios extendieran un cheque, lo que hizo que los hombres de Ramírez se fueran con las orejas gachas y el zurrón vacío.

El editor ha comentado en alguna ocasión que no se cree en la teoría de la conspiración que afirma que todo el Ibex 35 está en su contra. Es más, remarca que cuenta con muy buenos amigos en esos círculos, pero que no quiere su dinero en El Español, pues desea que nazca con un espíritu libre y contestatario. Sin sospechas de estar alineado con ningún poder fáctico.

Este argumento choca con la información que maneja este Buscón, que sabe que han existido contactos con algunas de las empresas del selectivo español que, de momento, no se han traducido en acuerdos. Pero Zaplana, Bono y Zapatero parecen estar dispuestos a tirar de agenda para echar una mano a Pedro J. para que su diario digital salga finalmente a buen puerto y lo haga cuanto antes. Todo ello, en pos del periodismo libre que quiere practicar el exdirector de El Mundo, el cual, todo hay que decirlo, les ha deparado algún guantazo en el pasado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba