El Buscón

Los represaliados por Tomás Gómez vuelven a entrar en el PSM por la puerta grande

      

Tomás Gómez en una imagen de archivo
Tomás Gómez en una imagen de archivo efe

El mitin que celebró el PSOE la pasada semana en el pabellón de deportes de la ONCE sirvió para que se reencontraran en la presentación de Ángel Gabilondo los viejos dirigentes laminados por Tomás Gómez: Manuel Robles, alcalde de Fuenlabrada; Pedro Castro, que fue alcalde de Getafe; Juan Pablo González, ex de Villalba; Pilar Sánchez Aceras, su rival en el último congreso, y muchos más cargos públicos volvieron a participar con el resto de la militancia en un acto del Partido Socialista.

En la gestora hay muchas personas de las que no contaban para Gómez, así como en el comité electoral. Ambos organismos están ahora presididos por Rafael Simancas, el hombre que ha sustituido a Gómez y el más odiado por el exsecretario general del PSM y su equipo.

En el mitin se encontraron los apestados con personas apartadas en el grupo parlamentario, como Modesto Noya, o con los concejales y diputados neutros, e incluso algunos favorables, que ya han asumido el despido de Gómez. Y es que muchos de ellos consideran que la salida del exalcalde de Parla ha sido una liberación para el PSM. Creen que el partido estaba muerto, sin apenas vida orgánica, con la militancia totalmente desactivada y una mala previsión de resultados electorales.

Sin embargo, no parece que la vuelta de estos históricos vaya a tener repercusión en las próximas listas. Algunos dirigentes hablan de que debe incluirse a gente joven y limpiar de profesionales de la política las candidaturas.

Además, parece que Ángel Gabilondo habría pedido mucha libertad para hacer su equipo. En Ferraz quieren que el candidato tenga más protagonismo cada día y que el papel de Simancas sea el de un gestor provisional.

Nadie celebra entre la militancia en público, aunque sí en privado, el golpe que ha supuesto la destitución de Gómez. Sin embargo, muchos de los que se hicieron la foto el día del cese en la sede de Callao tampoco dudaron para estar presentes en el mitin en el que se proclamó candidato a Gabilondo. Un cargo del PSM decía que “ha sido una decisión que tenía que haberse tomado mucho antes”.

Ahora, los socialistas afirman en privado que han recuperado la ilusión y esperan lograr un mejor resultado que con Gómez. Mientras, el exsecretario general del PSM está desaparecido y dicen que recluido en la Universidad Carlos III en la que es profesor asociado con un sueldo minúsculo.

El PSM abandonará próximamente la sede de Callao por la que pagan un alto alquiler, cercano a los 100.000 euros, a la Asociación de la Prensa de Madrid. El PSOE, que ha perdido además de miles de votos la mitad de sus 30.000 militantes (y sus cuotas), busca un local alternativo en un momento en el que han bajado mucho los precios debido a la crisis económica.

Los miembros de la gestora están revisando en la actualidad el resto de las cuentas, donde parece que les ha llamado la atención las numerosas facturas por los pleitos que tiene interpuestos el PSM ante diversas instancias.

Como se sabe, el PSOE destituyó a la ejecutiva de Gómez y nombró una gestora con un mandato de seis meses. Pero no parece que en este año electoral los socialistas estén dispuestos a organizar un congreso que puda reabrir las heridas. Ya se habla de que la gestora tendrá una prolongación de su mandato y que hasta el próximo año no se convocará un conclave para los socialistas de Madrid.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba