El Buscón

Los cuchillos están listos en el PSM por si los resultados del 24 de mayo no fueran buenos

   

Rafael Simancas
Rafael Simancas Gtres

La dirección, la militancia y los cargos del PSM-PSOE de Madrid han llegado a un pacto no escrito: ningún movimiento ni pelea hasta después de las elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo. Por ello, según ha podido saber este Buscón, algunos ya están afilando los cuchillos por sí no salen bien las cosas tras la maniobra de cesar al candidato Tomás Gómez.

Esta revuelta interna no vendrá protagonizada por los seguidores de Tomás Gómez, apenas media docena de ex altos cargos, sino que serán el resto de familias socialistas que han aguantado en silencio el golpe de mano de Pedro Sánchez y la vuelta de Rafael Simancas y los suyos al PSM. Alegan los críticos que la gestora que preside Rafael Simancas fue nombrada para "administrar" y no para hacer grandes cambios, y por ello consideran que la elaboración de las listas ha sido un segundo golpe, en el que la democracia interna ha estado ausente y ha hecho del PSOE algo más parecido al PP que a los socialistas.

Alegan los críticos que la gestora que preside Rafael Simancas fue nombrada para "administrar" y no para hacer grandes cambios

Incluso desde personas cercanas a Pedro Sánchez se criticó poco después del cese de Tomás Gómez que Rafael Simancas y los suyos estuvieran haciendo campaña electoral "como si se fueran a presentar a las elecciones". Esto generó molestias entre los críticos, que dicen que las listas debían haberse aprobado con más debate en un comité regional, que debe hacer una labor fiscalizadora del partido. No sólo se han laminado a los representantes de Tomás Gómez, sino que se ha castigado a muchos de los que se enfrentaron al ex secretario general del PSM-PSOE e incluso a personas más cercanas a Ferraz que las que han sido incluidas en las listas.

En el caso del Ayuntamiento la limpieza ha sido total. Sólo queda uno de los concejales del anterior grupo municipal: Alberto Mateo, que va en el puesto 15. Los críticos hablan de que la imposición como número tres por parte de Ferraz, Ransés Pérez, ex presidente de los Inspectores de Hacienda y otros ediles afines a Pedro Sánchez, habría provocado un amago de dimisión del candidato Carmona.

En todo caso a este Buscón le han contado socialistas de abolengo que lo que más echan en cara a Pedro Sánchez es que no haya utilizado el golpe de mano en el PSM para integrar a todas las familias que forman el partido en Madrid. Hubo incluso un movimiento de 25 agrupaciones en el que los militantes socialistas querían pedir una normalización y democracia tras la persecución que Tomás Gómez había hecho de toda la disidencia.

En todo caso reconocen que las elecciones han parado toda revuelta y que el simanquismo ha sido el gran beneficiado del golpe de Pedro Sánchez en el PSM. Muchos echan de menos estos días una personalidad como la de Juan Barranco, que presentó su dimisión como presidente del PSM-PSOE antes de la crisis, y que hubiera sido capaz de aglutinar a todo el socialismo madrileño y poner paz.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba