El Buscón

“¡La Operación Canalejas no es un proyecto de Lamela Arquitectos, es un dictado del Santander!” (Ovación)

Numerosos arquitectos quedan para homenajear a Santiago Amón, pero acaban hablando de la controvertida operación urbanística. 

La pasada semana tuvo lugar un homenaje al periodista y experto en patrimonio histórico Santiago Amón, con motivo del 25 aniversario de su muerte. Se celebró en la moderna y cuca Roca Gallery, que para quien no la conozca, es una sala sita en la madrileña calle José Abascal, donde la compañía de sanitarios de nombre geológico tiene también una tienda de diseño espectacular, con escaparates enormes y pantallas led.

Había entre 60-70 asistentes (la sala, abarrotá, como solía decirse) de bastante talla: arquitectos, abogados, especialistas…  el público que debe acudir un lunes a las 19.00 a una mesa redonda sobre Evolución de Madrid y su arquitectura en los últimos 25 años.

La mesa de las ponencias estaba presidida por el prestigioso arquitecto Santiago Fajardo, y los no menos prestigiosos Ricardo Aroca (exdecano del colegio), José María Ezquiaga, Carlos Rubio Carvajal, Enrique Álvarez-Sala, Rafael de la Hoz (súperfamoso arquitecto, con desarrollos como la Ciudad Telefónica de Las Tablas, el Campus Repsol o el célebre bloque de Catalana Occidente de la Castellana) o Vicente Patón, presidente de la organización Madrid Ciudadanía y Patrimonio. Todos arquitectos, por si había quedado poco claro. Moderaba la periodista Anatxu Zabalbeascoa.

Monopoliza el debate

La sesión no iba sobre la controvertida 'operación Canalejas', aunque salió de refilón en alguna ocasión. El más crítico fue Vicente Patón, quien aludió al mismo denunciando aspectos como “el desmantelamiento del magnífico interior Art Decó del Banco Zaragozano” (uno de los inmuebles que lo conforman), por citar algún ejemplo, cuando pidió el turno de palabra, por alusiones, una persona perteneciente al Estudio Lamela, también muy prestigioso, que ha realizado el proyecto.

Ahí comenzó una discusión sobre si se estaban “desmantelando” o “reubicando” elementos y por qué entonces un bien inmobiliario pasa entonces a ser mobiliario; o si ya se están haciendo obras, (ver Buscón sobre el asunto y foto arriba) a pesar de que todavía no hay licencias, porque el proyecto no está aprobado en Comisión de Urbanismo, ni se ha modificado el Plan General de Urbanismo para que el edificio vea rebajados sus ‘blindajes’ como Bien de Interés Cultural…

Se formó un monotema no previsto sobre la ‘operación Canalejas’, pero Patón, algo caliente, quiso zanjar ya la discusión, afirmando, categórico que el proyecto, “que va a dejar el complejo como una cáscara decorativa, no es obra de Carlos Lamela, sino del Banco Santander al dictado”, lo cual provocó un repentino estallido de aplausos por parte del respetable que le impidió a Patón concluir con “y de OHL”. Las dos personas de Lamela abandonaron la sala poco después.

En las charlas informales posteriores seguía el run run y todo el público asistente coincidía en que las obras que se ven en el inmueble son algo más que tareas de mantenimiento. Por cierto, a De la Hoz le pusieron por las nubes: "tu proyecto sí que era respetuoso", cosa que agradecía con modestia. Y había sopresa con “los paneles, puestos para que no se vea qué se hace dentro”. El misterio de las obras de Canalejas, la gran operación inmobiliaria de Madrid de los últimos años, promete más capítulos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba