El Buscón

El empresario Miguel Angel Flores gana un pleito al Ayuntamiento, que le tendrá que pagar un indemnización millonaria

La Junta de Centro le otorgó la licencia incumpliendo los plazos, por lo que Miguel Ángel Flores le reclamó 12 millones de euros por “daño emergente” y lucro cesante.

Miguel Ángel Flores.
Miguel Ángel Flores. Europa Press

El empresario Miguel Ángel Flores ha ganado un pleito al Ayuntamiento de Madrid, según ha sabido este Buscón, por lo que tendrá que indemnizar a Flores con una cantidad que aún no ha quedado definida, pero que podría ser millonaria. La cifra se conocerá en la ejecución de la sentencia.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid TSJM) ha emitido el fallo de la Sala Contencioso Administrativa por el cual condena al Ayuntamiento de Madrid a indemnizar a la empresa Proyectos Internacionales de Hostelería ANSA por las irregularidades que cometió en la concesión de una licencia para la sala de fiestas que el empresario abrió en Alcalá 20. La denuncia corresponde a un conflicto que tuvo el entonces dueño de la sala con Alberto Ruiz-Gallardón cuando era alcalde de Madrid, y que ahora deberá pagar la actual Corporación.

La denuncia corresponde a un conflicto cuando el alcalde de Madrid era Alberto Ruiz-Gallardón

Flores realizó unas obras en el local, en el que invirtió cerca de seis millones de euros, para explotarlo como sala de fiestas para lo cual presentó una solicitud de licencia. Ese establecimiento era conocido anteriormente por el incendio que se produjo en los años 80 y que costó la vida a 78 personas. El empresario está imputado por la tragedia del Madrid Arena donde murieron cinco jóvenes.

La Junta de Centro otorgó en julio de 2003 licencia para la rehabilitación de la nueva sala, que se llamó Adraba. Dos años después el empresario solicitó la licencia de funcionamiento y abrió acogiéndose al silencio administrativo.

El concejal de Centro, entonces Luis Asúa, aprobó el 24 de noviembre de 2005 un decreto por el que acordaba suspender la tramitación de la licencia de funcionamiento de la sala de fiestas hasta que se aclarara un informe favorable de los bomberos. El gerente de la Junta de distrito ordenó el cese y el precinto de la sala, que fue reiterado por un posterior decreto del concejal.

La empresa recurrió al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo, que dio la razón al Ayuntamiento que consideraba se debía comprobar que lo construido se correspondía con lo proyectado, así como la necesidad de medidas adicionales. Una vez realizados esos requerimientos, la empresa consideró que la Administración estaba obligada a conceder la licencia. Sin embargo no fue así.

La Junta de Centro incumplió los plazos, y ahora debe indemnizar por ese retraso a la empresa

El Tribunal no reconoció en primera instancia la existencia de licencia obtenida por silencio, lo que habría habilitado a Flores a ejercer la actividad. Sin embargo, el Ayuntamiento tenía un mes desde el día del fallo para hacer una visita de inspección, algo que no hizo. La Junta de Centro incumplió los plazos y tardó en otorgar esa licencia por lo que el TSJM ahora sentencia que se debe indemnizar por ese retraso a la empresa.

Flores solicitaba por “daño emergente” tres millones de euros (alquiler del local, resolución de contratos,…). Y por lucro cesante reclamó nueve millones de euros. El Ayuntamiento de Madrid deberá responder por daños por los retrasos en conceder la licencia de alrededor de nueve meses en diferentes plazos.

Respecto al lucro cesante, el TSJM advierte que no comparte las peticiones “pues son datos hipotéticos”. Por ello pide que para concertar la cantidad se valoren los datos fiscales presentados por la empresa los dos años siguientes a la concesión de licencia y se haga un prorrateo sobre las fechas en las que estuvo cerrado el local sin justificación legal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba