El Buscón

El PSOE y la UGT se lían a tortas en el Metro de Madrid

.

Logotipo del Metro de Madrid.
Logotipo del Metro de Madrid. Gtres

Teo Piñuela, uno de los sindicalistas más conocidos del Metro, ha acudido estos días a su trabajo de la calle Cabanilles con unas sospechosas gafas de sol. Es secretario general de UGT en la compañía y miembro del comité de empresa. Piñuela fue agredido por un compañero del sindicato durante una discusión la pasada semana mientras ambos debatían cuestiones relacionadas con el sindicato y el Partido Socialista. La pelea se produjo en uno de los despachos que UGT tiene en ese complejo del Metropolitano madrileño, "donde no se recuerda nada igual", según dijo un empleado de la empresa. "Y mira que hemos tenido momentos de tensión", añadió.

En un momento de la discusión/debate entre los dos "compañeros" se llegó a las manos y Luis González golpeó con violencia en la cara a Piñuela. Teo fue atendido de un derrame en un ojo en un centro sanitario, donde le fue extendido el correspondiente parte. El secretario general de UGT en el Metro ha presentado una denuncia en una comisaría de Madrid tras ser agredido por este compañero. Piñuela es un sindicalista más independiente del partido, mientras que el agresor, Luis González, pertenece a la corriente oficial del PSOE. Es de los que han creado cuna y tiene ya a un familiar trabajando en la casa, una costumbre arraigada entre algunos representantes de los trabajadores. El caso de otro miembro del comité, con hijos en la casa, es recordado muchas veces por la actual dirección que sin embargo se ha negado a dar la lista de los sindicalistas que han logrado meter a hijos en la empresa a la vez que negociaban convenios.

El agredido es uno de los artífices del actual acuerdo al que se ha llegado estos días y que ha terminado con la guerra en la compañía. Este viernes votan en referéndum un pacto que incluye el convenio más un ERE negociado con la empresa que dirige Ignacio Gonzalez-Velayos. El pacto incluye congelación salarial hasta el año 2015, auqnue habrá subida (0,6%) si la empresa logra beneficios. No habrá despidos, pero se abre un ERE con prejubilaciones a las que se podrían acoger hasta 673 personas a partir de 58 años.

Piñuela es un hombre de la casa de toda la vida, apoyado por sus compañeros, y que está considerado por trabajadores y empresa como un sindicalista duro, pero realista, lejos de otros planteamientos. Es de carácter tranquilo y no se deja llevar en los momentos más difíciles, como cuando un miembro del comité dijo recientemente que iban a parar Madrid si la empresa no cedía a sus reivindicaciones salariales. Primero, como la mayor parte de ferroviarios, es de Metro y luego de UGT.

Luis González es liberado de la UGT en el Metro de Madrid, militante del PSOE y concejal del PSOE en la localidad de Almonacid (Toledo). Fue impuesto por la dirección del PSOE de Toledo como cabeza de lista en las pasadas elecciones, lo que provocó la rebelión de los militantes de la localidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba