El Buscón

Cara a cara de la alcaldesa Manuela Carmena, la jefa de Zapata, con Irene Villa

              

Irene Villa y Manuela Carmena.
Irene Villa y Manuela Carmena. Twitter/Efe

Este domingo, el Parque Juan Carlos I de Madrid acogerá la 4ª Carrera Popular Madrid También Solidario. Le cuentan a este Buscón que la expectación es máxima por el morbo de las coincidencias. La alcaldesa Manuela Carmena dará el pistoletazo de salida. Y allí estará, también, Irene Villa, madrina del evento y 'activista' de la solidaridad, diana de los insultos de un tal Guillermo Zapata cuando todavía no era concejal del Ayuntamiento.

El motivo bien vale un encuentro. Los fondos recaudados por la carrera, organizada por la Fundación También, se destinan a promover el deporte adaptado para personas con discapacidad. Irene es patrona de honor de la entidad y Manuela Carmena alcaldesa de todos los madrileños. Irene es víctima del terrorismo de ETA y Manuela Carmena pertenece a esa izquierda que distingue entre víctimas y que en demasiadas ocasiones exhibe una extraordinaria falta de empatía.

"Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcaser para que no vaya Irene Villa a por repuestos" o "Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero". Así se despachaba en Twitter Zapata en 2011. Estos desagradables comentarios provocaron una oleada de indignación y el itinerario judicial por la imputación por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo. Escondido en el recurso de la libertad de expresión, Zapata se aferró al sillón. Dimitió, eso sí, como responsable municipal de Cultura, pero ahí sigue como concejal de Fuencarral-El Pardo y Villaverde. Y pidió perdón, a su manera, conservando el acta de concejal.

A Zapata no le quedó otro remedio que poner en valor la generosidad y dignidad de Irene Villa

Irene Villa se tomó con buenas dosis de humor y elegancia la polémica por los comentarios sobre las secuelas de su atentado terrorista: "Ningún problema. Mi chiste favorito es el que me define como la mujer explosiva". Llegó incluso a presentar un escrito en el juzgado en el que exculpaba al concejal. A Zapata no le quedó más remedio que resaltar la "lección de generosidad y dignidad".

Allá al fondo, la jefa de Zapata, la alcaldesa Manuela Carmena. Si en un principio manifestó que no descartaba destituir al concejal, finalmente le mantuvo como concejal de distrito, tras reflexionar con "templanza" como dijo. Y lo zanjó, también a su manera: "Guillermo Zapata ha pedido perdón y va a poder explicar cómo ha evolucionado su planteamiento político".

Y otra derivada. Tiene bemoles, soplan a este Buscón, que alguien que pretende limitar la organización de la carreras populares en la capital dé la salida a una de ellas. ¿Lavado de cara? ¿Un pasito adelante, un pasito para atrás? ¿Dónde dije digo, digo Diego? El equipo del área de deportes, encabezado por Javier Odriozola, quiere modificar la gestión de este tipo de eventos a partir de 2016: calendario cerrado, precios de dorsales, regulación de horarios. Las agrupaciones de ‘runners’ denuncian que las medidas restringen la práctica de las carreras populares. Vamos a ver qué pasa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba