El Buscón

¿López Aguilar, un maltratador? La imputación del exministro no sorprende en el PSOE

La altanería del extitular de Justicia le ha dejado sin amigos en su partido

El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar.
El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar. Europa Press

La noticia que involucra al exministro de Justicia y eurodiputado Juan Fernando López Aguilar en un presunto delito de violencia de género llegó a la sede del PSOE en la noche del lunes y se acogió con preocupación. En ningún caso podía tirarse por la borda la potente campaña promovida por el partido contra este tipo de violencia y, por tanto, debía actuarse con diligencia. Lo primero que se hizo fue contactar con el interesado y escuchar su versión. No convenció en absoluto y la orden de Pedro Sánchez fue directa y clara: actuar con la máxima contundencia.

En la mañana de ayer, desde la dirección del PSOE se comunicó al exministro de Justicia que se le abría expediente, se le retiraba de forma cautelar el carné de militante y se le apartaba del grupo socialista del Parlamento europeo. Se esperaba que renunciara a su escaño, pero López Aguilar no ha transigido, por lo que pasará a integrarse, de momento, en el grupo de no inscritos.

Fuentes socialistas creen que su declaración ante el Tribunal Supremo se producirá en una semana, después del oportuno suplicatorio, y que de ella se derivará, como mínimo, una orden de alejamiento de su exmujer. Su carrera política, en todo caso, se considera hundida.

Rumores que venían de antiguo

Un último añadido de interés: a casi nadie en el Grupo Socialista le ha sorprendido que López Aguilar haya sido acusado de violencia de género. Los rumores venían de antiguo y de ellos se hicieron eco, sobre todo, diputados canarios que conocían su situación familiar. Quienes le han tratado en la anterior legislatura en el Parlamento de Estrasburgo, donde actuó como portavoz del PSOE, y quienes tuvieron con él cierta familiaridad en la etapa de los Gobiernos de Zapatero, destacan “su soberbia y su altanería”, actitudes que crearon numerosas tensiones con sus compañeros de escaño. Ahora, le quedan pocos amigos en su partido, por no decir ninguno.

En las filas socialistas se recuerda que López Aguilar estuvo a punto de disputar a Zapatero la secretaría general del PSOE en el año 2000 y que, catorce años después, también acarició la idea de entrar en competición con Pedro Sánchez cuando éste le ganó las primarias a Eduardo Madina en julio del año pasado. “Lo único reprochable es que Rubalcaba accediera a incluirle en la lista europea”, asegura un veterano diputado socialista, convencido ahora de que no encontrará a nadie que dé la cara por él.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba