El Buscón

El juez crispa al primo de Letizia al tenerle esperando horas, y éste reclama que está muy ocupado

   

David Rocasolano, el primo de la princesa Letizia, se fue este lunes enfadado del juzgado donde se está celebrando la vista del 'caso Ciempozuelos'. Rocasolano había sido citado a declarar como testigo en el escándalo que protagonizaron dos alcaldes socialistas a los que se acusa de recibir comisiones de constructores que actuaban en la zona.

El primo de Letizia llegó a las diez de la mañana, pero la insistencia del abogado del PP, Juan Ramón Montero, en las preguntas al secretario del Ayuntamiento y a un concejal independiente alargaron estas declaraciones que terminaron pasadas las 12.30 de la mañana. Tuvo que esperar fuera de la sala y cuando pensaba que podría subir al estrado e irse se enteró de que tendría que volver dentro de unos días. 

El magistrado decidió que ya no daba tiempo a más declaraciones y mandó volver a citar a David Rocasolano y a un redactor del Plan General. El primo de Letizia se enfadó cuando le notificaron que tendrá que regresar al juzgado el próximo día 31 de marzo a lo que él contestó que tenía mucho que hacer, era persona muy importante y no podía perder el tiempo. Esas fueron algunas de las frases que se escucharon. "Se ha molestado muchísimo", dijo una de las personas que conoce la conversación.

Rocasolano niega haberse expresado así

David Rocasolano se ha puesto en contacto con 'Vozpópuli' para puntualizar que no son ciertas esas palabras y que no se expresó de esa manera. Añadió que tampoco es cierto que se molestara "ni mucho ni poco". "Es más cierto, por el contrario que le indiqué a la secretaria del juzgado que si los testigos (creo recordar que hasta 10 testigos fueron citados el lunes) eran citados todos a las 10 de la mañana era imposible que entre algunos de ellos no se produjeran largas esperas (lo que por otro lado es normal en sede judicial) y que al menos los citaran con lapsos de tiempo, como ejemplo a las 10, a las 10,20, a las 10,40 etc.".

David Rocasolano indicó que fue la secretaria judicial la que le pidió que si no tenía inconveniente acudiera otro día, "a lo que accedí, sin ningún tipo de discrepancia ni comentario y me marché de la sede de los juzgados". Califica los comentarios que recogen sus supuestas palabras de "falsos, y me atrevo a decirle que ridículos". "Desde luego no ando yo por el mundo señalándole a nadie mi importancia", añadió.

Rocasolano era asesor fiscal de uno de los implicados en el caso, Javier Marazuela, al que la Fiscalía Anticorrupción acusó en su momento de ser uno de los testaferros de los alcaldes socialistas. El escándalo de Ciempozuelos provocó la detención de los dos alcaldes que fueron puestos en libertad semanas después tras el pago de las fianzas correspondientes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba