El Buscón

Julio Torres, Cortés Elvira, Gómez Navarro, Jesús Gómez...la plaza de Leganés y los funcionarios

Le dicen a este Buscón que el pasado martes el Gobierno municipal aprobó encargar a las concejalías de Urbanismo y Hacienda dar forma a la operación. Parece que no van a encontrar un funcionario que firme un informe positivo a una operación polémica.

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez (izqda.)
El alcalde de Leganés, Jesús Gómez (izqda.) FLICKR/portaldelsures

El asunto de la plaza de toros de Leganés se va a convertir en un culebrón que terminará con toda probabilidad en los juzgados si se confirma una permuta entre el concesionario y el Ayuntamiento. El alcalde de Leganés, el polémico Jesús Gómez (PP), lleva tiempo negociando con el conocido empresario Julio Torres para hacerse con la concesión que tiene Torres para 75 años (aún le quedan 60).

Como los números no salen a la empresa desde hace muchos años, quieren abandonar, pero recuperando la inversión. En una primera fase Torres tuvo como ejecutivos y socios a Javier Gómez Navarro y Rafael Cortés Elvira, conocidos con su cercanía al PSOE, que gobernaba entonces en la ciudad (180.000 habitantes). Las cosas no fueron mejor. Ahora parece que la empresa pertenece sólo a Torres que considera que es mejor negociar con un sólo propietario. Los dos socialistas han salido de la compañía.

Le dicen a este Buscón que el pasado martes el Gobierno municipal aprobó encargar a las concejalías de Urbanismo y Hacienda dar forma a la operación. Parece que no van a encontrar un funcionario que firme un informe positivo a una operación polémica. La solución del alcalde es encargar a una empresa jurídica externa un informe que de soporte a la jugada.

En el Ayuntamiento se dice, no oficialmente, que Torres quiere (y el alcalde está dispuesto a darle) suelo por valor de 10 millones de euros. Esa cifra no está escrita en ningún sitio, pero es la que se maneja en los despachos. Hace unos años Torres quería 25 millones y el alcalde decía que recuperar la concesión valía cero euros.

Pero eso era hace tiempo. Ahora los diez millones de euros se le darían a Torres en suelo para pisos. Pero el Ayuntamiento sólo tiene su suelo comercial y equipamiento. ¿Le han prometido al empresario recalificar este suelo? Si es así el lío sería más gordo.

PSOE e IU parece que han cambiado y ahora le ponen pegas a la operación. Un grupo independiente, ULEG, y uno fuera del Ayuntamiento, Ciudadanos por el cambio, llevan años diciendo lo mismo: esta operación huele muy, muy mal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba