El Buscón

Los editores catalanes, en guerra: Godó no informa de la boda del hijo de Lara

.

Las aspiraciones independentistas de los políticos catalanes han provocado, entre otros muchísimos daños colaterales, la ruptura entre los todopoderosos editores de la comunidad autónoma: Javier Godó, presidente del Grupo Godó, y José Manuel Lara, presidente de Planeta. Este Buscón ya se lo advirtió, queridos lectores, y aquí tenemos más pruebas de las malas relaciones entre los dos empresarios. Como ustedes saben, el pasado sábado en Barcelona se celebró la boda del año en Cataluña. Contrajeron matrimonio Pablo Lara García y Anna Brufau. Pues bien, aunque parezca mentira, La Vanguardia no informó en su edición impresa del pasado domingo de este enlace tan celebrado. Y ello a pesar de que en tan magno acontecimiento habían coincidido, ni más ni menos, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, los Duques de Palma y la flor y nata del poder empresarial y político

Algo muy similar pasó hace unos días, cuando el periódico propiedad de Godó ninguneó a Lara dedicando tan sólo media columna a la intervención del presidente del Grupo Planeta a cuenta del premio literario que lleva el nombre de la empresa. Claro que Lara, aquel día, habló de que la independencia de Cataluña es imposible. Y tal vez esto no gusta a Godó, un hombre con título de Grande de España que, sin embargo, permite que sus medios aplaudan o hasta alienten el soberanismo más radical. La publicación de esa media columna era una vendetta. Días antes Alfonso Ussía había vuelto a atizar a Godó en La Razón. Tanto le escoció el artículo que el conde telefoneó a Lara para pedirle que le diera una reprimenda al articulista. Como no hubo tirón de orejas a Ussía, Godó se enfadó con Lara. Son como niños, ¿no creen? 

¿Cambios en La Vanguardia?

No es este, empero, el único problema que tiene Godó estos días. Este domingo pasado La Vanguardia publicó un editorial muy comentado en Cataluña. En la pieza periodística, de incalculable valor para los amantes de poner una vela a Dios y otra al Diablo, se apostaba por la moderación. Al día siguiente, el lunes, Mas aparece como el hombre que llama a la moderación. ¿Qué casualidad, verdad? Pero como aquí no entendemos de casualidades, sino más bien de causalidades, nos toca concluir que en el viejo rotativo no quieren acordarse de que el presidente de la Generalitat es el pirómano que ha encendido un fuego que ahora no sabe o no puede apagar. O quizás es que ya no saben si son de CiU o de ERC, que tanto sube en las encuestas.

En todo caso, corren ya rumores de que José Antich, director de La Vanguardia, puede tener los días contados. También se habla de cambios de otros jefes y no de Antich. En fin, una cosa y la contraria. Pero en la Cataluña de hoy todo es posible, ya saben. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba