Él Buscón

Zarzuela se puso la venda del sondeo sobre el Rey antes de la herida del CIS

.

La popularidad del Monarca marcha viento en popa, deslizó hace una semana el jefe de la Casa del Rey en un encuentro informal con los periodistas. Se refería Rafael Spottorno a los 'sondeos internos' que realiza la Zarzuela cada quince días. No se tenía noticia de que tales encuestas se llevaran a cabo. Por eso extrañó la información desvelada por Spottorno, en pleno periplo oficial por los países del Golfo.

Pero al conocerse el último barómetro del CIS se entendió todo. La Monarquía vuelve a suspender por tercera oleada consecutiva en la estimación de los españoles. Apenas alcanza 3,72 puntos sobre 10, tan sólo cuatro centésimas más que el pasado año, cuando registró la peor nota de la historia, con un 3,68 en plena resaca de Botswana y Urdangarin.

En el peor momento

Ahora se entienden a qué tantas prisas de Spottorno, le comentan a este Buscón fuentes que pululan habitualmente por las proximidades de Palacio. El revolcón del CIS se venía encima en el peor momento, justo ahora, cuando don Juan Carlos se desvive en una actividad frenética, con audiencias, visitas, encuentros, viajes de toda jaez y condición. Justo ahora cuando se muestra pletórico, fisícamente muy recuperado y en periodo de superación los escándalos personales de hace un par de años. Queda el calvario de su hija, la infanta Cristina, pendiente de horizonte judicial por el 'caso Nóos'.

De ahí la rauda reacción de la Zarzuela, que, en un iniciativa inusitada y dando muestra de sus ágiles reflejos y adelantándose a los acontecimientos, desveló la famosa encuesta secreta en la que se detecta una remontada notable en la popularidad del Monarca. Nadie ha visto la encuesta, no se han facilitado los estudios, ni un papel, ni una fotocopia. Tan sólo la palabra de Spottorno, enormemente digna de todo crédito, al parecer.

Dijo aquel día el jefe de la Casa Real a los periodistas, en charla informal pero no 'off the record', que desde el funeral del 11-M, se percibe una recuperación creciente de la imagen de don Juan Carlos. Un mensaje positivo en forma de venda antes de recibir la herida del CIS. Para colmo de males, el famoso barómetro reflejaba también que la Monarquía vuelve a situarse entre el grupo de las cuestiones que más preocupan a los españoles, al mismo nivel que la violencia sexista.

El enorme trabajo del equipo de Zarzuela, afanoso por relanzar el perfil público del Monarca y de la Institución va por muy buen camino, al decir de los secretos sondeos que sólo ellos manejan. Pero de momento no ha llegado al común de los mortales españoles. Quizás el año próximo las cosas hayan mejorado. Tiempo hubo en el que los españoles le ponían un notable a la Monarquía, por encima del 7, y aparecía como la institucióln más valorada. En esta línea, tan sólo la figura del Príncipe de Asturias logra mantener el pabellón real en un lugar destacado entre el aprecio de la opinión pública.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba