El Buscón

El 'borbonismo' de Caño y Cebrián genera malestar en la redacción de 'El País'

.

Tiempos complicados en la redacción de El País. Y no precisamente por la carga de trabajo que genera la sorprendente abdicación del Rey. En la sede de Miguel Yuste el problema tiene que ver con la renuncia de don Juan Carlos, sí, pero se trata de cómo está enfocando este asunto el rotativo. Buena parte de la plantilla del periódico de Prisa no termina de entender el borbonismo desaforado que están demostrando estos días el director, Antonio Caño, y el presidente ejecutivo del grupo mediático, Juan Luis Cebrián. Ambos, con sus decisiones y sus artículos, están colocando el diario en una posición muy difícil de entender para sus lectores habituales, muchos de ellos republicanos. Y, por ello, el malestar es creciente entre los empleados. 

Primero fueron los artículos de opinión de Cebrián y Caño, llenos de alabanzas tanto al reinado de Su Majestad como a su decisión de ceder el testigo a su hijo. Después llegó un editorial cuanto menos complaciente con el Rey. Y la gota que ha colmado el vaso y ha irritado sobremanera a la plantilla es el titular de la primera página de este jueves. "Rubalcaba frena el brote de republicanismo en el PSOE". Ahí es nada. Sin entrar en si es cierto que el dimisionario líder del PSOE haya frenado las intenciones republicanas de sus correligionarios, la verdad es que tildarlas de "brote" llama la atención en un diario que siempre ha hecho gala de su presunto izquierdismo. 

Las loas del diario de Prisa a Su Majestad son continuas en los últimos años, justo cuando más problemas han debilitado la imagen de la Monarquía

Así las cosas, este Buscón travieso ha podido comprobar cómo algunos de los redactores de El País aprovechan los actos a los que acuden para comentar a colegas de profesión el citado malestar. O sea, se desahogan con los compañeros de otros medios donde, todo hay que decirlo, no es que abunden las críticas al monarca. Llueve sobre mojado, en todo caso. Porque las loas del diario de Prisa a Su Majestad son continuas en los últimos años, justo cuando más problemas han debilitado la imagen de la Monarquía. La plantilla del rotativo ya sabía que Caño no es que sea un progresista de tomo y lomo, pero tampoco podía esperar que, según uno de ellos, "en este tema estamos más a la derecha que el ABC". 

En puridad, El País no solo está aplaudiendo sobremanera al Monarca y a su heredero. El rotativo presidido por Cebrián también está viviendo una auténtica luna de miel con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Asimismo, las críticas a Soraya Sáenz de Santamaría brillan por su ausencia. La sección de economía no es precisamente la más crítica de la prensa española. En suma, los poderes, sean directos o fácticos, no temen las portadas de Cebrián y Caño. Claro que el rumbo ideológico del diario es absolutamente comprensible si se tiene en cuenta la ruina económica del holding de medios al que pertenece. Hacen falta muchos favores, demasiados como para se críticos, para salir de tamaño atolladero con la ayuda de banqueros, empresarios y políticos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba