El Buscón

¿Ha sido José Zaragoza (PSC) víctima del “fuego amigo” de su propio partido?

.

El miércoles se supo que José Zaragoza, miembro del Comité Ejecutivo Federal del PSOE y exsecretario de organización del PSC, dimitía de sus cargos orgánicos en el PSOE tras conocerse su implicación directa en la contratación de la agencia de detectives Método 3 para grabar la conversación entre la líder del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, y la expareja del hijo de Jordi Pujol, Victoria Álvarez, en el restaurante La Camarga. La gota que colmó el vaso, sin embargo, fue una nueva información que le señalaba también como responsable de haber ordenado a la citada agencia de detectives realizar pesquisas en torno al actual alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, del PP.

Pérez Rubalcaba dijo que el PSC tenía que tomar medidas y Pere Navarro, mandamás del PSC, las tomó. Hasta aquí todo bien o eso parece, pero ¿y si la renuncia de Zaragoza se hubiera producido como consecuencia del célebre “fuego amigo”? ¿Y si Pere Navarro hubiera pactado con Rubalcaba su salida? Ese es el runrún que empieza a tomar cuerpo en ambientes socialistas. Conviene recordar que Zaragoza –que mantiene el cargo de diputado, bajo la disculpa de no estar imputado- es, era, el último baluarte de Carme Chacón en el PSC, en cuya despedida en el Baix Llobregat hubo sonoras ausencias de la cúpula del PSC. ¿Boicot? Muerto el pastor, se dispersan las ovejas. Sin columna que aguante no hay piso que se mantenga.

Zaragoza no era cómodo. Ni en el PSC ni en el PSOE. Rubalcaba nunca olvidará aquel famoso congreso en el que el químico ganó por la mínima a la almeriense de Olula del Río, en el que Zaragoza amenazó con el recuento. El resultado es que los chaconistas han sido laminados a la prusiana manera en la nueva organización. Y para Navarro, secretario general del PSC, tampoco era cómodo tener a un chaconista como secretario de organización. Así que, con la Chacón impartiendo doctrina entre anticastristas en Miami, bien pudiera ser que el dúo con mando en plaza hubiera llegado al siguiente pacto: “Tú me dejas tranquilo con mi derecho a decidir y yo me olvido de Chacón”. Aquí paz y después, gloria.

A enemigo que huye, puente de plata

De manera que a Zaragoza le han pillado con el carrito del helado de esas prácticas deleznables con Método 3, aunque quienes de verdad le han pillado han sido sus viejos compañeros del PSC. Por chaconista. Conviene, con todo, no exagerar: Pere Navarro se rasga las vestiduras, pero no le obliga a abandonar el escaño. A enemigo que huye, puente de plata. Y sillón protegido.

Entre otras cosas porque a un ex secretario de Organización –como a un ex tesorero- conviene tenerle razonablemente satisfecho. Y en segundo lugar porque el PSC le reconoce el mérito de la campaña del 2008 (“si tu no vas, ellos vuelven”) por la que los socialistas catalanes lograron el mejor resultado de su historia. Así que el partido queda en tablas: Zaragoza se va, pero se queda, aunque “sin billete de ida y vuelta”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba