El Buscón

El 'protegido' de Aznar, maltratado en las listas del PP

Se llama Pablo Arias, es eurodiputado y yerno del gran Manuel Pizarro. Le han enviado al puesto 21 en las listas europeas. Quizás no salga elegido. Aznar está que fuma, discretamente, en pipa.

José María Aznar no mantiene unas relaciones excelentes con su sucesor. Más bien, todo lo contrario. Aquel 'boicot' organizado desde Moncloa a la presentación de su último libro colmó el vaso de todas las paciencias. Aznar la devolvió propinando un sonoro plantón a la Convención Nacional del partido celebrada en Valladolid. Y así están las cosas desde entonces. Mal rollo.

Hace unos días, el todavía presidente de honor del PP recibía muy contrariado otra noticia procedente de su partido. Su protegido Pablo Arias aparecía en el puesto 21 de las listas a las elecciones europeas. Un emplazamiento complicado, ya que todos los sondeos le conceden al PP entre 17 y 18 escaños. De modo que, salvo vuelco por ahora impensado, Arias se quedaría fuera.

Estrecho colaborador

Semejante trato no le ha sentado muy bien a Aznar, según ha podido saber este Buscón en fuentes del PP europeo. El expresidente no ha pedido ahora ningún favor, no ha hablado por nadie, no ha enviado ninguna sugerencia para las listas. Es decir, 'no ha dado la lata'. Su único recomendado es Pablo Arias quien, al cabo, ejerció como su asistente personal entre los años 2002 y 2004 y se convirtió luego en responsable máximo de su gabinete, ya como expresidente. Un hombre de confianza, un joven y experto colaborador, una persona por la que Aznar siente un enorme aprecio.

Pablo Arias, de 44 años, yerno de Manuel Pizarro, tiene una sólida formación de carácter técnico y político en el ámbito comunitario. Es parlamentario europeo desde 2009, donde ejerce de miembro titular de la Comisión del Mercado Interior y de la Delegación en la Comisión Parlamentaria de Cooperación UE-Rusia. Con una enorme vocación profesional hacia los asuntos internacionales, Arias mantiene una excelente relación con el número uno de la lista, el todavía ministro de Agricultura Miguel Arias Cañete. Pese a la coincidencia de apellidos, no son familia. Ana Mato, ministra de Sanidad, sí tiene un hermano en las listas europeas.

Renovación complicada

Al estar situado en el puesto 21 de la oferta electoral del PP, Arias tiene muy difícil renovar su acta en el escaño europeo. Un detalle que sin duda ha hecho torcer el gesto a su protector. Aznar no se había 'mojado' por nadie, entre otras cosas, porque prefiere no involucrarse demasiado en la maquinaria interna de su formación. Ya está el expresidente algo habituado a estos feos por parte de la dirección del partido. Tampoco Rajoy se muestra habitualmente feliz con las actitudes displicentes o nada amigables que le llegan desde la presidencia de Faes, la Fundación del PP que preside Aznar.

Este fin de semana el expresidente del Gobierno fue objeto de intensos comentarios en su partido a causa del extenso reportaje que el dedicaba en la revista dominical de El País, un diario con el que ha mantenido enormes tensiones desde siempre. Incluso a raíz de la publicación de los denominados 'papeles de Bárcenas', Aznar presentó una querella contra el rotativo.

Este domingo, sin embargo, se enterró aparentemente el hacha de guerra mediante el tan mentado reportaje de diez páginas excelemente editadas, cuidadas y mimadas y con una orientación casi hagiográfica hacia la figura de su antaño 'bestia negra'. La excusa para la reconciliación era el décimo aniversario de su salida de La Moncloa. Los tiempos cambian, como se está viendo. "Le tratan mejor en El País que en su partido", le comentaba ayer a este Buscón un veterano de Génova.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba