El Buscón

Zapatero en La Habana: "Si se entera de esto Sonsoles, te quedas sin tu único apoyo"

    

Del célebre viaje a La Habana del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el exministro Miguel Ángel Moratinos no podía esperarse gran cosa, más allá de los negocios que hicieran estos políticos reconvertidos en lobbistas de vía estrecha. Además de verse con Raúl Castro, trasunto de su hermano Fidel, los miembros del Ejecutivo del PSOE se toparon en Cuba con otros personajes relevantes. De hecho, se les pudo ver charlando con el director de cine Oliver Stone, estadounidense de nacimiento pero cubano de adopción, acompañado, a su vez, por las bellas Naomi Campbell y Kate Moss, entre otros. 

A este Buscón travieso le habían contado anécdotas divertidas, algunas desternillantes, pero hay que reconocer a nuestras fuentes que en esta ocasión se han superado. Se conoce que Zapatero y Moratinos, a los que no equipararemos con el Gordo y el Flaco pese a que la tentación así lo demanda, andaban un tanto cansados de hacer negocios y decidieron, por aquello del calor tropical, hacer un alto en el camino en el recibidor del famoso Hotel Nacional. Sentados junto a su séquito de acompañantes, unos y otros se quedaron patitiesos cuando, de pronto, el mentado Oliver Stone se acercó a donde se encontraban tamaños prohombres de la madre patria

A Stone, amante de los líderes izquierdistas más variopintos, le apeteció decirle hola a Zapatero, al que debía conocer por algún reportaje laudatorio publicado en 'Granma'

Parece ser que a Stone, amante de los líderes izquierdistas más variopintos, le apeteció decirle hola a Zapatero, al que debía conocer por algún reportaje laudatorio publicado en Granma. Una vez hecho el saludo protocolario, el director norteamericano invitó al exjefe del Ejecutivo y a su escudero Moratinos a acompañarles a su mesa para departir amistosamente sobre lo divino y lo humano. Tras la negativa inicial, Stone insistió y argumentó, para convencerles, que junto a él se encontraban las modelos Naomi Campbell y Kate Moss. Las dudas se multiplicaron y, finalmente, los políticos españoles se negaron a semejante engorro, quizás para no hacer un feo a sus acompañantes o quizás porque en la mesa de la farándula solo se hablaba en inglés, idioma en que Zapatero no es precisamente ducho. 

Fuera cual fuera el motivo, el caso es que en el séquito de los dos socialistas agradecieron el gesto. Y uno de ellos, con bastante retranca, espetó al expresidente del Gobierno: "José Luis, has hecho muy bien, porque si Sonsoles se entera, te quedas sin tu único apoyo". Es de imaginar, aunque no le conste a este Buscón, que unos y otros se tomaron a broma el comentario, a pesar de que en verdad el bueno de Zapatero está más solo que la una en el PSOE, donde unos decidieron olvidarlo y otros prefieren no recordarlo

Los protagonistas de esta anéctoda andaban por allí, en la Cuba comunista de los Castro, porque iban a asistir al XVII Festival del Habano, celebrado entre el 23 y el 27 de febrero. O sea, estaban en Cuba para darse a los puros de primera calidad. Al igual que otros muchos hombres de negocios que asisten puntualmente cada año a esta feria donde todos se olvidan de ideologías y se dedican a fumar, beber y divertirse como pueden (o como les dejan) en La Habana


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba