El Buscón

José Luis Olivas almorzando tan ricamente en 'Ten con Ten' al lado de Aznar

   

Imagen de archivo del expresidente de Bancaja y exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas.
Imagen de archivo del expresidente de Bancaja y exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas. EFE

Apenas 36 horas antes de que agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se lo llevaran directamente al calabozo, José Luis Olivas, expresidente de Bancaja y exvicepresidente de Bankia a la sombra de Rodrigo Rato, otro que tal, almorzaba tranquilamente el sábado 27 de junio, con la calor cayendo inclemente sobre Madrid, en el conocido restaurante madrileño 'Ten con Ten', el local de moda de la calle Ayala esquina Castellana desde hace no sé cuánto tiempo y que ahí sigue, siempre llenísimo de gente bien del barrio de Salamanca dispuesta a ver y ser vista.

Sorprendente resultó para quienes pudieron detectarlo en el local, cosa que no era fácil, que un tipo como Olivas, tal vez el más genuino representante del gigantesco fraude sufrido por las Cajas de Ahorro, se presentara a comer tranquilamente en un local de moda de Madrid a riesgo de ser reconocido por algunos de los muchos, muchísimos, afectados por aquella ruina que fue Bancaja, el Banco de Valencia –donde también el sujeto escribió algunas de sus más memorables fechorías-, y naturalmente Bankia, con preferentes y salida a Bolsa como faenas estelares. Claro que la calle Ayala no es precisamente Carabanchel Bajo o Vallecas, y menos aún Rivas Vaciamadrid, que hablamos de un barrio por el que transita la gente bien de Madrid.

Olivas se había instalado al fondo de un restaurante & bar que es largo como una longaniza, y cuyo tránsito se asemeja para el no avisado como una especie de desfile de vanidades, porque el local, siempre petado, produce esa sensación de desfile inacabable entre mesas muy juntas, llenas de cabezas que miran en derredor esperando la llegada del famoso o famosete de turno. La familia del exbanquero hoy encarcelado ocupaba la última del local, una mesa circular donde también tomaban asiento su mujer y sus hijos, todos talluditos ya. Don José Luis, camisa blanca y vaqueros pidiendo reemplazo, ni siquiera se atrevió a ir al baño por aquello de no ser reconocido. Bien de vejiga sí que anda.

La popularidad de Aznar

De hecho la familia no se movió de sus asientos hasta que, avanzadas las 5 de la tarde, el local se fue quedando vacío, y ello no sin que antes el otro ilustre visitante del 'Ten con Ten' de la jornada, José María Aznar, abandonara su localidad. Habrán caído ustedes en la cuenta de que Aznar, camisita blanca y pelo negro como el tizón, no solo no se escondió como Olivas, sino que, al contrario, se esponjó como pavo real en edad de merecer, aposentado que estaba en una de las mesas centrales del local, una mesa para ser visto y saludado a discreción por los numerosos fans que el expresidente tiene en un barrio que, ya saben, es la famosa “zona nacional” del chiste.

Y a fe que a esa hora prudente de, pasadas las 4 de la tarde, en que las mesas empiezan a despejarse, el pasillo central del 'Ten con Ten' se convirtió en un peregrinar de fieles admiradores que, camino de la salida, se paraban a saludar efusivamente al expresidente y animarle y comentarle, incluso a hacerse algún que otro selfie, pletórico José María, último baluarte de una derecha en desbandada, mientras su acompañante, un orondo caballero con pinta de no saber demasiado de España, daba muestras de perplejidad ante tamaño espectáculo. Y al fondo, José Luis Olivas divisando el espectáculo de reojo y desde la barrera de la última mesa.

Por el 'Ten con Ten' aparece también con frecuencia Rodrigo Rato, el hombre que llevó a cabo la fusión de una Caja Madrid enfermita con una Bancaja que ya funcionaba con respiración asistida, una fusión de dos malos que dio como resultado un tercero pésimo. Cosa que la gente suele preguntar siempre, ¿pero cómo se atreve esta gente, sea Rato o sea Olivas, a pasearse a cuerpo gentil por Madrid con la que han armado…? Misterios de la humana naturaleza. Olivas y otros ocho más, exaltos cargos de Bancaja y de Banco de Valencia, fueron detenidos en la mañana del lunes en relación con el eventual desvío de 130 millones a Andorra y Suiza mediante sociedades instrumentales. El día a día de las Cajas…


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba