El Buscón

José Bono se infiltra en la candidatura de Carmona para la alcaldía de Madrid

Su antiguo asesor de imagen, José Luis Fernández "Chunda", está ahora al servicio de Antonio Miguel Carmona, candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid.

Antonio Miguel Carmona, candidato socialista a la Alcaldía de Madrid.
Antonio Miguel Carmona, candidato socialista a la Alcaldía de Madrid. Europa Press

El expresidente de Castilla-La Mancha y exministro José Bono no se resigna a perder la comba y se precia de estar en todas las salsas. Uno de sus hombres de confianza, José Luis Fernández, Chunda para los amigos, está asesorando a Antonio Miguel Carmona en su carrera hacia la Alcaldía de Madrid, poniendo a su servicio toda la experiencia que acumuló durante varias décadas sirviendo a su dueño y señor, también cuando éste ocupó una de las más altas representaciones como presidente del Congreso, la tercera autoridad del Estado. Con posterioridad, Chunda puso su sabiduría en manos de Pedro Sánchezcuando éste compitió con Eduardo Madina por la secretaría general, con los resultados ya conocidos.

El hecho es que Carmona, de profesión tertuliano, se ha convertido en el Pepito Grillo del PSOE y, salvando las oportunas distancias, una especie de mosca cojonera como la que representa Esperanza Aguirre para Mariano Rajoy. El candidato socialista a ocupar el despacho del madrileño Palacio de Correos pone a parir en privado a Pedro Sánchez por sus continuos vaivenes, y eso que ha sido prácticamente al único que ha respetado después de descabezar al PSM sin ningún tipo de miramientos.

Entre la fidelidad a Tomás Gómez y a Rafael Simancas

Carmona tiene el corazón partido. Por una parte, dice seguir profesando un profundo respeto hacia Tomás Gómez, todo un cadáver político, cuya voz ya truena como si estuviera en el desierto cada vez que la levanta en la ejecutiva o en el comité federal de su partido. Por otra, está obligado a congraciarse con Rafael Simancas, presidente de la gestora madrileña y hombre de confianza de Pedro Sánchez en la reordenación de los equilibrios de poder dentro del socialismo castizo. Como para volverse un poco esquizofrénico.

Y un detalle más: Carmona ironiza sobre las posibilidades que tiene Ángel Gabilondo, el candidato del PSOE a la comunidad, de desbancar al PP. Las encuestas que maneja le colocan como cuarta fuerza, víctima del sorpasso de Podemos y de una campaña saturada de metafísica.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba