El Buscón

No hubo copas de noche tras la convención de Cáceres

   

Lo que se preveía como una reunión para coger fuerzas, tras los últimos casos de corrupción del PP, casi se convirtió en un funeral. Al Partido Popular le salió el tiro por la culata. Algunos de los discursos preparados para las “Jornadas Estabilidad y Buen Gobierno en Comunidades Autónomas” celebradas en Cáceres se recortaron tras la publicación de los viajes gratis de José Antonio Monago. “Todos queríamos acabar antes”, le contaba a este Buscón uno de los participantes.

Muchos de los asistentes están dolidos con el actual presidente de la Junta de Extremadura, que llegó a decir el viernes que los viajes privados se los pagaba de su bolsillo y el sábado anunció que iba a abonar hasta el último euro de sus excursiones a Tenerife.

Le he estado defendiendo en público y he hecho el ridículo, ahora ya no creo lo que dice. Esto es un palo más en este trimestre horrible”, afirmaba otro de los asistentes.

Con este panorama, el desánimo era total entre los militantes del PP, que se vieron sorprendidos por el montaje y la escenificación que hicieron los cargos públicos y militantes extremeños para apoyar a su presidente. “Yo solté mi discurso y me desentendí de todo”, decía otra de las personas que participó en la convención.

En este contexto, un cargo público narraba a este Buscón la situación por la que atraviesa el partido en muchos ayuntamientos y comunidades autónomas tras los últimos acontecimientos: “Cada uno va a lo suyo. Se acerca la elaboración de las listas y los que van delante se van a pelear a muerte para que no les quiten, y los que estamos detrás estamos deseando que corra el escalafón. La situación es para desanimarse y buscarse la vida en otra cosa. Muchos no sabemos qué hacer y lo de Cáceres ha sentado a la mayor parte de los que acudimos como una patada en la espinilla”.

La cena de la primera noche de las convenciones y congresos suele ser animada y se juntan delegaciones de diversas comunidades. En Cáceres, por lo que cuentan, cada delegación cenó por su cuenta y no hubo copas después. “Normalmente –explicaba una diputada- salimos y nos encontramos con otros compañeros y en Cáceres no había ganas más que de abandonar, de retirarnos a descansar”.

Los populares temen que en las próximas semanas y hasta Navidad se produzcan nuevas ramificaciones de la operación Púnica “o de cualquier otro asunto”. Sólo dejó tranquilos a los asistentes el hecho de que creen que la noticia tiene su origen en el PSOE y no en una filtración de Génova contra Monago, “como muchos pensamos al principio”.

“Lo que dijo el presidente de Extremadura de que estaba dispuesto a pactar con Podemos ha enfadado mucho en Génova, pero por lo menos ahora sabemos que el torpedo contra el líder extremeño no es fuego amigo”, decía otro de los asistentes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba