El Buscón

La favorita de Cebrián: ‘El País’ mantiene a Soraya al margen de la crisis de Gobierno y acribilla a Rajoy

     

Soraya Sáenz de Santamaría, junto a Juan Luis Cebrián y Antonio Caño
Soraya Sáenz de Santamaría, junto a Juan Luis Cebrián y Antonio Caño EFE

Del respeto reverencial que mantiene El País hacia la figura de Soraya Sáenz de Santamaría se han escrito decenas de páginas desde que a mediados de la legislatura la vicepresidenta ayudara a que la banca acreedora aceptara capitalizar la deuda del Grupo Prisa. En sus artículos, el diario generalista ha sido sumamente considerado con la política vallisoletana y en no pocas ocasiones le ha situado como la favorita de los votantes del Partido Popular para presidir España o como la trabajadora de Moncloa menos implicada en los asuntos peliagudos que han afectado al Gobierno desde 2011. Con la crisis abierta a raíz de la aparición de José Manuel Soria en los Papeles de Panamá y, sobre todo, tras la dimisión del ministro, ha seguido la misma estrategia, aunque Juan Luis Cebrián también ha aprovechado la situación para atacar a Mariano Rajoy por varios frentes.

Desde que el canario dimitiera de su puesto el pasado viernes, El País ha seguido una doble vía de actuación. Por un lado, ha dado por amortizado a un Rajoy que considera que debe hacerse a un lado y facilitar la formación de un gobierno de coalición que esté liderado por un político sobre cuyas espaldas no pesen tantos escándalos. Por otro, ha dejado claro que la vicepresidenta está rotundamente en contra de que alguien como Soria, que ha operado en paraísos fiscales, pueda formar parte del Gobierno de España. Un Soria, por cierto, al que una buena parte de los medios situaron durante meses en el grupo de ministros que mantenía sus más y sus menos con Sáenz de Santamaría.

Durante los últimos días, han sido varios artículos con los que El País ha atacado al presidente del Gobierno en funciones. "La dimisión de Soria pone contra las cuerdas a Rajoy", "La salida de Soria agudiza el descontrol dentro del Gobierno", "La caída de Soria descompone la estrategia política de Rajoy" o "La dimisión de Soria pone contra las cuerdas a Rajoy" han sido los títulos de algunos de ellos, en los que se ha argumentado que el pontevedrés es un cadáver político que debe dar un paso atrás para dejar entrar nuevos aires en el Ejecutivo y en el Partido Popular.

Rajoy "no da para más"

Especialmente contundente fue el editorial que publicó el periódico el sábado (No da para más), en el que criticaba que jefe del Ejecutivo haya tratado de "alzar un cortafuegos para intentar su supervivencia" a costa de la caída de Soria y concluía que "cualquier idea de que el futuro de este país pase por Rajoy resulta grotesca, si no alarmante". En el texto, avisaba de que el caso Soria "liquida" cualquier posibilidad de conformar una Gran Coalición en España y recordaba que el propio Rajoy asumió recientemente en una entrevista que "se sentiría afectado por la corrupción cuando le afectase a sí mismo o a un miembro de su Gobierno".

En medio de esa sucesión de golpes hacia el presidente del Partido Popular y, como quien no quiere la cosa, el editorialista aprovechaba para reivindicar la figura de Sáenz de Santamaría, al afirmar que la vicepresidenta opina que nadie que posea o haya poseído sociedades en paraísos fiscales puede formar parte del Gobierno.

Fuentes bien informadas del rotativo de Prisa reconocen a este Buscón que la política vallisoletana tiene el estatus de "intocable" dentro del diario, y que eso no se ha alterado desde hace mucho tiempo pese a que ha estado relacionada con algunos asuntos, como poco polémicos. Recuerdan estos confidentes que el pasado verano, dos periodistas sufrieron la censura de uno de sus artículos, que versaba sobre el trabajo en Telefónica del marido de la vicepresidenta, Iván Rosa, y su posible abstención en los Consejos de Ministros a la hora de votar sobre temas que afectan al sector de las telecomunicaciones. El director del periódico, Antonio Caño, la emprendió con dureza contra los redactores por insistir en la defensa de su tesis, después de asistir al cambio del enfoque del artículo para no lesionar los intereses de la vallisoletana.

También recuerdan cómo, tras las elecciones autonómicas, en un momento en que se hablaba de su pérdida de peso en el Ejecutivo como consecuencia de su distanciamiento con Mariano Rajoy, Juan Luis Cebrián encargó una encuesta a Metroscopia en la que Sáenz de Santamaría figuraba como la clara favorita a suceder a Rajoy, por delante de nombres como el de Alberto Núñez Feijóo, José María Aznar, Esperanza Aguirre o Alfonso Alonso.

Entre los redactores más veteranos de "el periódico global en español" recuerdan que a la vicepresidenta se le ha atribuido un papel fundamental en la negociación con los bancos para que no dejaran caer a Prisa en 2012, de ahí que no les extrañe que el buen trato que recibe dentro de las páginas del diario, ni la buena relación que ha llegado a exhibir en público con Cebrián. Ahora bien, reconocen que esta cercanía con el poder no resulta especialmente beneficiosa para la reputación del diario.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba