El Buscón

Defensa envía en plena crisis 200 militares en peregrinación a Lourdes

Imagen de la peregrinación a Lourdes del año pasado, tomada de la página web del Ejército del Aire
Imagen de la peregrinación a Lourdes del año pasado, tomada de la página web del Ejército del Aire EA

A pesar de la grave crisis y de los recortes presupuestario, el Ministerio de Defensa ultima para el próximo 7 de mayo el inicio del viaje de más de 200 personas militares y guardias civiles al santuario de Lourdes (Francia) para participar en un acto exclusivamente religioso: la 54º Peregrinación Militar Internacional, un encuentro de integrantes de ejércitos de una treintena de países en los que se reza por la paz mundial. Al menos una parte de los asistentes de la delegación española cobrarán, pese al carácter voluntario de la participación en la misma, dietas de transporte, manutención y alojamiento, e, incluso, utilizarán en parte de los trayectos "vehículos oficiales". Así lo recogen documentos internos de la Guardia Civil a los que ha tenido acceso Vozpópuli, en los que el coronel jefe del Servicio de Acción Social del Instituto armado da instrucciones a los participantes sobre cómo deben pedir el reintegro de lo gastado, así como qué uniforme deben vestir durante las numerosas ceremonias religiosas a las que asistirán.

La organización de la peregrinación, según dichos documentos, parte de la Subsecretaría de Defensa, quien el pasado 23 de marzo dictó las normas de participación de "la representación española" mediante una Instrucción oficial, la número 19/2012. Ésta fue enviada a los Cuarteles Generales de los tres Ejércitos y a la Dirección General de la Guardia Civil, donde su máximo responsable, Arsenio Fernández de Mesa, autorizó el 12 de abril la presencia de agentes de este cuerpo policial en el multitudinario acto religioso. Para ello, el Instituto armado ha creado una "comisión delegada", formada por un coronel, un oficial y el capellán, y una "comisión de servicio", en la que participan otro oficial, un suboficial y 12 cabos y guardias civiles "de diferentes unidades del Cuerpo, que voluntariamente soliciten su asistencia motivados por el aspecto religioso de la peregrinación". En la misma comisión también se integra el capellán del Colegio de Guardias Jóvenes, quien, junto al jefe del Servicio Religioso de la Guardia Civil, ha sido los encargados de seleccionar a los agentes entre todas las peticiones que recibieron.

Los militares tendrán una apretada agenda religiosa: dos vigilias, un vía cruces, dos procesiones, misas...

Los guardias civiles que finalmente asistan se reunirán en la localidad madrileña de Valdemoro, donde se encduentra el Colegio de Guardias Jóvenes, el 8 de mayo pasa salir al día siguiente en "vehículo oficial" hacia Zaragoza, donde se encontrarán con los militares de los tres ejércitos que participarán junto a ellos en la peregrinación. Dos días después, todos ellos participarán en el primer acto religioso del periplo: una misa en la Basílica del Pilar de la capital aragonesa. Inmediatamente después, la "peregrinación militar española" partirá hacia Lourdes para intervenir en los actos vistiendo siempre "el uniforme reglamentario" pero sin el arma.  Según el programa de actividades, durante los tres días que permanecerán en Francia, la delegación tendrá una apretada agenda: dos vigilias, un vía crucis, un par misas, un encuentro espiritual, dos procesiones, un rezo del rosario y un homenaje a los muertos. Todo ello bajo el lema "Ave María, reina de la paz".

"La finalización de los actos está prevista el día 14 de mayo, quedando disuelta la Agrupación de Peregrinos a su llegada a Zaragoza", se detalla en dichos documentos. No obstante, el Instituto armado trasladará de vuelta a Valdemoro a los agentes en vehículo oficial ese mismo día. El mismo documento destaca que la asistencia a la peregrinación es considerada "comisión de servicio de caractér indemnizable en cuanto a gastos de transporte, alojamiento y manutención" y, por tanto, "el personal comisionado está autorizado a reclamar los devengos extraordinarios que pudieran corresponderle en cuanto a dietas".

Precio especial para familiares acompañantes

Los organizadores del acto también han ofrecido a los participantes la posibilidad de que sean acompañados por familiares u otros compañeros del Ejército y la Guardia Civil que no hayan sido seleccionados. A todos ellos se les facilita el contacto con una agencia de viajes del centro de Madrid que ofrece todo el recorrido por 380 euros por persona en habitación doble y con pensión completa.

Fuentes de la ejecutiva de la Asociación Unificiada de la Guardia Civil (AUGC), la organización mayoritaria dentro de este cuerpo policial, criticaron a este diario el gasto en un acto religioso: "En una situación de crisis como la que vivimos es incomprensible que un estado aconfesional dedique dinero público en una peregrinación".  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba