El Buscón

La guerra vuelve a Ferraz... y enfrenta a Prisa con Mediapro

                  

Rubalcaba consuela a la derrotada Chacón tras el congreso socialista de Sevilla, en febrero.
Rubalcaba consuela a la derrotada Chacón tras el congreso socialista de Sevilla, en febrero. GTRESONLINE

Hace cuatro años, en 2008, el consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, habló en conferencia de los “brujos visitadores” de La Moncloa refiriéndose a la “concesión, casi inmediata, de una nueva cadena de televisión" a Mediapro. Por entonces, ya había estallado una guerra entre ambos grupos que se solía resolver con algún latigazo puntual (y sin firma) en alguna de las cabeceras del papel.

Hace algo más de un año, el 10 de julio de 2011, El País publicaba un editorial elogioso con Rubalcaba, candidato socialista hacia el batacazo del 20-N: Todavía hay partido. El texto celebraba el viraje en la dirección de Ferraz tras siete años de zapaterismo, malísimos para el Grupo Prisa.  

Solo ocho días después, el 18 julio, el consejero delegado Cebrián cargó en una tribuna de El País contra Zapatero. “José Luis Rodríguez Zapatero debe de una vez por todas abandonar su patológico optimismo y renunciar al juego de las adivinanzas. Su deber moral es anunciar cuanto antes un calendario creíble para el proceso electoral. Solo así podrán los españoles soportar la levedad del ser.”

Nunca perdonó Cebrián que un presidente socialista osara tirar lazos en el espectro mediático fuera del Grupo Prisa. Por eso, muerto Zapatero, todo lo que oliese al leonés, especialmente a sus afinidades con el mundo de Mediapro y sus guardianes, Jaume Roures, Javier de Paz o Miguel Barroso, marido de la candidata fallida a secretaria general del PSOE, Carmé Chacón, necesitaba ser erradicado. Poco antes de las primarias que la enfrentaron con Rubalcaba, uno de los mejores reporteros de El País, Luis Gómez, recibía un encarguito. Chacón & compañía, fue el reportaje publicado en enero pasado y dedicado al “influyente entorno de la exministra” que “levanta profundas suspicacias en un sector del partido”.

Victorioso Rubalcaba en el congreso de Sevilla, la descomposición electoral que sufre el partido socialista ha vuelto a hacer sonar las alarmas de Prisa en un difícil momento para el grupo y su consejero delegado, vilipendiado por una redacción de El País en armas contra la cúpula de una empresa que se embolsó bonus alegremente y que ahora quiere cargarse cientoypico puestos de trabajo. En peligro Rubalcaba, en peligro también, aunque menos, Cebrián y su prestigio, el diario más influyente entraba el pasado 28 de octubre en la pugna socialista entre una Chacón que, a sus 41 años, va a seguir optando muchos años al timón de Ferraz y Alfredo. “Griñán mantiene en vilo al PSOE”, todo un aviso al presidente andaluz, aliado indirecto de Chacón en el último congreso del partido.

En la guerra, Prisa no está sola. La Sexta hace tiempo que mantiene una posición crítica hacia el liderazgo actual del PSOE, apostando incluso por la celebración de primarias a la francesa como vía para sortear los engranajes del socialismo por los que tan bien se mueve Rubalcaba. Y El Mundo también llamó a la puerta el miércoles, con una entrevista a todo trapo con la candidata del PSC


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba