El Buscón

Marín Quemada se decanta por llevar la CNMC al bonito e histórico edificio de la CNE

Entre polémcia y polémica, el presidente de la CNMC encontró un hueco el viernes 20 por la tarde para visitar el edificio histórico que ahora alberga la CNE. Se enamoró del despacho presidencial, que cuenta con dos salas y amplios ventanales a la madrileña calle Barquillo, y confía en poder instalarse allí para dirigir el nuevo superregulador.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. EFE

El flamante presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José Manuel Marín Quemada, tiene estos días una agenda muy apretada, no sólo por sus comparecencias para defender el papel del nuevo superregulador y su independencia, que ha sido puesta en duda desde Bruselas.

También anda Marín Quemada estos días toreando las duras críticas desde todos los flancos políticos y empresariales por el nepotismo y el favoritismo orquestado desde el Gobierno para colocar en los altos cargos de la CNMC a familiares o amigos. Véase el caso de la sobrina del ministro de Economía, Luis de Guindos.

Pero entre charco y charco, entre polémica y polémica, el ex directivo de Cepsa también ha sacado hueco para visitar las sedes madrileñas de los dos reguladores, CNE y CNC, para proponer al Gobierno con cuál de ellas se queda para instalar allí las dependencias del nuevo regulador.

Y todo parece indicar que la CNMC tendrá su sede central en el bonito edificio en el que ahora está la Comisión Nacional de la Energía (CNE). El pasado viernes 20 de septiembre, ya por la tarde cuando la mayoría de los funcionarios de la casa se habían marchado, Martín Quemada visitó el edificio.

Se mostró impresionado por el despacho presidencial que ahora ocupa Alberto Lafuente, actual presidente de la CNE, organismo que desaparecerá en breve para integrarse en la CNMC.

Le encantó el despacho, que cuenta con dos salas y unos maravillosos ventanales hacia la calle Barquillo de Madrid.

El edificio, ubicado en la céntrica confluencia de las calles Alcalá con Barquillo, perteneció a Tabacalera, lo adquirió hace más de diez años la CNE.

Cuenta con 10.798 metros cuadrados construidos y 5.586 metros cuadrados de superficie útil, tiene cuatro plantas, data del siglo XIX y está catalogado como edificio histórico.

Marín Quemada también se interesó por la flota de coches oficiales del que dispondrán él como presidente y sus nueve consejeros.

En los próximos días, el Gobierno anunciará la ubicación definitiva de la sede de la CNMC y la desaparición de los tres grandes reguladores CNE, CNC y CMT.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba