El Buscón

El CNI quiere demostrar que sus servicios no actúan como Mortadelo y Filemón

El general Félix Sanz comparece el día 19 en el Congreso y hablará poco de Corinna

Del general Félix Sanz, director del CNI, los diputados esperan pocas relevaciones relacionadas con la princesa Corinna y sus “servicios” prestados al Estado. Su comparecencia del próximo día 19 en la comisión de fondos reservados no levanta demasiada pasión entre sus señorías porque intuyen que el objetivo del jefe de los servicios secretos es otro. Hasta ellos ha llegado el malestar del general por las informaciones que implican al CNI en el escándalo de la agencia Método 3, pues ha corrido la versión de que pudo haber sido utilizada como tapadera por los servicios de información para dinamitar la vía soberanista abierta por Artur Mas y CiU en Cataluña.

La versión que ha llegado hasta los diputados que integran la comisión de secretos oficiales es que el general se ha sentido muy molesto porque alguien haya llegado a pensar de verdad que los agentes del Centro que dirige necesitan de una agencia privada de detectives para desarrollar su labor, como si España tuviera en sus servicios de inteligencia a personas de la altura de Mortadelo y Filemón.

Este será el principal objetivo del director del CNI cuando comparezca en el Congreso: intentar convencer a los diputados de que sus funcionarios nunca han tenido relación con Método 3 porque se sienten sobrados para desarrollar cualquier tarea que les encargue el Gobierno sin necesidad de recurrir a externalizar sus servicios.

El escándalo de espionaje en Cataluña, pues, y no Corinna, será el asunto protagonista en la comparecencia de Sanz ante el Congreso, una cita que encierra de todas formas su relevancia, aunque solo sea porque lo que se cuente a puerta cerrada siempre se termina filtrando a los medios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba