El Buscón

¿Qué feo asunto de acoso laboral recorre estos días el Ayuntamiento de Madrid?

       

¿Qué feo asunto de acoso laboral recorre estos días el Ayuntamiento de Madrid?
¿Qué feo asunto de acoso laboral recorre estos días el Ayuntamiento de Madrid?

El concejal de IU en el Ayuntamiento de Madrid Jorge García Castaño preguntará la próxima semana por un feo asunto de acoso laboral que recorre estos días los pasillos y despachos del Palacio de Cibeles, la sede municipal. En el Consistorio nadie comenta el caso, que mantiene en vilo a mucha gente, pero sus denunciantes han comentado a El Buscón que piensan ir hasta el final. Se trata de un litigio presentado por funcionarias del departamento de comunicación que implica al jefe de ese área, Juan Manuel Fernández Pérez, conocido por todo el mundo como Juan Balboa, su pseudónimo cuando firmaba en el extinto diario Ya. La denuncia contiene pasajes desagradables, como gritos, puñetazos en la mesa e incluso tirones de pelo.

Los acusados, Balboa y otro subordinado de área, forman parte del personal eventual, es decir, cargos de confianza puestos a dedo que desembarcaron en el Ayuntamiento cuando tomó posesión el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón en 2003. Hoy continúan en sus onerosos cargos con Ana Botella de regidora. Las denunciantes, tres mujeres, son funcionarias. Las tres se han dirigido a la Inspección de Trabajo y al Defensor del Pueblo. La noticia fue destapada por el diario Cuarto Poder el pasado 20 de febrero.

Hay más acusaciones, aparte de las ya descritas, como “comentarios intimidatorios y denigrantes” o acudir al puesto varios “fines de semana sin calefacción ni electricidad”. O, como avanzó este medio la semana pasada, el trabajo que las tres funcionarias hicieron para campañas del Partido Popular en Madrid entre 2009 y 2011: discursos de Gallardón, notas de prensa del partido e incluso la redacción de un artículo publicado en El Mundo y firmado por el exvicealcalde Manuel Cobo defendiendo la candidatura de Madrid 2020. El Buscón ha comprobado el cruce de emails entre Balboa y las afectadas, en los que queda claro que al menos una de ellas trabajó para el PP “bajo presión”. “¿Cómo iba a negarme sabiendo que si lo rechazaba me hundirían aún más?”.

Además de la denuncia, el edil García Castaño (IU) quiere saber por qué 21 eventuales ‘a dedo’ trabajan desde 2003 en el área de comunicación.

Hay más pruebas: dos partes médicos de crisis nerviosas y dolencias relacionadas con la ocupación laboral. Las denunciantes empezaron a moverse en octubre del año pasado, utilizando primero la vía de la denuncia interna. Dos meses después, en diciembre, agotaron esa vía cuando el departamento de Recursos Humanos archivó la denuncia: “En base a las averiguaciones realizadas y a las actuaciones practicadas”, dice la respuesta de RRHH, “se ha comprobado que su denuncia tiene su origen en elementos de relaciones laborales, pero distintos al acoso laboral”. Apoyadas por los sindicatos, las tres funcionarias acudieron a Trabajo y al Defensor, la vía externa.

Otra de las preguntas del concejal García Castaño será averiguar cuánta gente trabaja en el área de comunicación. Además de los 14 periodistas funcionarios y contratados laborales, otras 21 personas continúan como eventuales en este departamento. Todos aterrizaron con Gallardón.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba