El Buscón

La frustrada venta del tricornio que llevaba Tejero el 23-F

El tricornio ha sido retirado de la subasta después de que el hijo del coronel, Ramón Tejero, comunicase que el que la sala de subastas Durán había puesto en venta con un precio de salida de 6.000 euros no es el auténtico. 

El tricornio puesto en venta está autentificado.
El tricornio puesto en venta está autentificado.

Antonio Tejero Molina, teniente coronel de la Guardia Civil y famoso por liderar el grupo de la Benemérita que asaltó el Congreso de los Diputados el 23 de Febrero de 1981 vuelve a la palestra informativa. No por sus famosas frases como "quieto todo el mundo" o "¡no disparéis, coño!", sino por su tricornio.

El próximo jueves 24 de octubre a las 6 de la tarde, la sala de subastas Durán en Madrid iba a sacar a la venta este acharolado complemento que el teniente coronel llevaba aquella aciaga tarde. Se suponía que el tricornio estaba autentificado y tendría un precio de salida de 6.000 euros sin saber hasta dónde podía subir la puja. Sin embargo, el tricornio ha sido retirado de la subasta después de que el propio hijo del protagonista, Ramón Tejero, comunicase que el que pretendía vender la sala Durán no es el que el coronel Tejero llevó el 23-F. 

Según contaron a este Buscón, Tejero le regaló su tricornio a un cabo de la Legión que fue el primero que le fue a visitar cuando ingresó en prisión. Es por tanto la familia de este suboficial quien ha decidido realizar la venta, pues los que conocen a Tejero aseguran que es hombre de principios y sería incapaz de hacer tal cosa. Según informó el hijo de Tejero, el tricornio en venta fue efectivamente regalado y "dedicado expresamente a una persona" que se lo había pedido, pero no es el que el teniente coronel usó en su intento de golpe de estado el 23 de febrero de 1981. El original "se conserva custodiado en la casa familiar".

Parece ser que el Museo del Ejército ha rechazado la posibilidad de acudir a la subasta de este sombrero de tres picos al no considerarlo un artículo militar aunque es indudable su valor histórico. Con este objeto se adjuntaba una carta en la que el propio Tejero de su puño y letra explica los motivos que le llevaron a regalar a otro militar este personalísimo tocado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba