El Buscón

Chófer, guardaespaldas, obras de arte... el nuevo reino de taifas de Antonio Pulido

.

Antonio Pulido
Antonio Pulido

Resulta curioso, por no apelar al famoso ¡manda huevos! patentado para la memoria colectiva por Federico Trillo, que personajes defenestrados por el tsunami de la reforma financiera se atrevan a seguir predicando fórmulas de éxito y teorizar sobre lo que consideran errores ajenos. La lista de aludidos podría ser amplía. Pero la agenda de este Buscón se ha abierto en el contacto de Antonio Pulido, ex de Cajasol, primero, y Banca Cívica, después, un pasado financiero que ha acabado fagocitado por La Caixa.

Coetáneo y visionario como Rodrigo Rato en eso de sacar bancos de cajas a Bolsa, una empresa que ha terminado por confirmarse con un enorme fiasco, el compañero de batallas del navarro Enrique Goñi se atreve a solicitar algo así como unos 'pactos de la Moncloa' para acabar con la reforma financiera.

"Estamos yendo demasiado lento para estas reformas (reforma financiera). No es lo mismo tratar a un enfermo pronto que cuando su enfermedad está muy avanzada; cuanto más se tarde en aplicarse estas reformas, que son necesarias, más complicado y más largo será el proceso de recuperación económica". La teoría se escuchó el pasado miércoles en el auditorio del Instituto de Estudios Cajasol. Allí Pulido se explayó, como lo hacía MAFO en sus mejores tardes, en aquellos discursos donde sólo veía la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio.

Pues bien, el señor Pulido, que debía de estar amordazado para hablar de temas financieros, sigue encontrando auditorios merced a seguir dominando ese reino de taifas al que ha convertido la Fundación Cajasol, de la que sigue siendo presidente. Es su último cortijo tras ser eliminado por Fainé del Consejo de Administración de Caixabank. "¿Y ahora dónde le ponemos?", se preguntaron en la sede de La Caixa. Y acabó como ejecutivo en Criteria, arrinconado y con nula influencia y capacidad de decisión del grupo empresarial de la caja catalana.

Gracias a la Fundación Cajasol, Pulido mantiene su pedigrí en el mundo de la obstentación. Al cordobés de Castro del Río, tras pasar la mayor parte de la semana en Madrid, es frecuente verlo de regreso en Sevilla donde conserva coche de la entidad, chófer, guardaespaldas etc,etc....y una pléyade de acólitas y fieles a su servicio que se encargan de mantenerle bien cuidado su reino de taifa sevillano en su ausencia.

Fiel a este "espíritu" de apoyo a lo más cercano una de las últimas iniciativas apoyadas por la Fundación ha sido organizar y patrocinar el Foro España Japón....sí señor.

O la última...otro capricho...En Sevilla Pulido -siempre con gran foto- ha vuelto a hacer gala de su "poder" en la Fundación Cajasol al adquirir ésta la pintura 'Jesús atado a la columna', de Juan de Valdés Leal, que fue vendida por 95.000 euros, su precio de salida, en la subasta de otoño promovida por Arte, Información y Gestión (AIG), a su vez empresa del Grupo Cajasol, hoy en La Caixa. Pecata minuta...

Se quejan los bancos de que las cajas han sido las principales causantes del desastre financiero. Con cocos, como el de Pulido, a este Buscón es difícil llevarles la contraria. Su curriculum de banquero debería llevar el siguiente epitafio: "Salimos a Bolsa con mucha ilusión". Así le fue a Banca Cívica en el parqué. RIP.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba