El Buscón

Una ‘iguala’ permitió la grabación de las intimidades de Sánchez Camacho a precio de saldo

La agencia de detectives Método 3 acumuló abundante información sobre los principales partidos catalanes

¿Solo 1.750 euros cuesta grabar a la lideresa del PP catalán en conversación con la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola? El precio es considerado una ganga en el mundillo de las agencias de detectives, donde solo se explica esta modesta cuantía por la larga lista de servicios que los socialistas catalanes requirieron de la agencia Método 3. Estos mismos medios cuentan que este tipo de compañías suelen trabajar para sus mejores clientes con las ‘igualas’ que también funcionan en otras profesiones como la de los médicos, veterinarios o abogados. Solo así se entiende que el PSC abonara tan menguada cantidad por espiar el encuentro que Alicia Sánchez-Camacho mantuvo con María Victoria Álvarez en el restaurante barcelonés La Camarga, en julio de 2010, del que se da cuenta en un reciente informe policial.

Según este informe, la detective de Método 3 Elisenda Villena pactó el precio de la sesión de espionaje a Sánchez Camacho con el exsecretario de Organización del PSC José Zaragoza, ahora refugiado en los escaños del Congreso y en el centro de todas las miradas ante la posibilidad de que se vea obligado a dejar su acta parlamentaria. Que el precio acordado era de saldo y procedía, muy posiblemente, de una especie de ‘iguala’ lo prueba también el hecho de que en el citado informe policial, elaborado con los documentos requisados a la agencia de detectives, se detalle una amplia relación de trabajos realizados por Método 3 para los socialistas catalanes.

De la grabación en cuestión hay algunos pasajes que todavía no han salido a la luz. Sánchez Camacho, la primera interesada en escuchar la cinta para recordar hasta donde podían comprometerla en su intimidad personal algunos comentarios, ha declarado que desconocía por completo que le estuvieran grabando el encuentro. Antes del verano, llegó a un acuerdo con la agencia de detectives, cifrado en una indemnización de 80.000 euros, que implicaba la renuncia a cualquier denuncia judicial.

Mientras que en medios parlamentarios se acentúa el sonoro silencio de la mayoría de los protagonistas del escándalo, en el mundillo de los detectives se subraya esta circunstancia como algo normal, pues obedece a la gran cantidad de información que acumuló Método 3 sobre el PSC, el PP y el resto de las formaciones políticas catalanas, ya que era una de las agencias que contaba con mayor clientela fija y de postín en Cataluña.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba