El Buscón

Fiesta el próximo día 1 para celebrar el 15 aniversario de la venta de AB Asesores a Morgan Stanley

Será en una de las discotecas más selectas de Madrid. 

Fachada de la sede de Morgan Stanley en Nueva York.
Fachada de la sede de Morgan Stanley en Nueva York. FLICKR/B0g4rt

El próximo mes de julio tendrá lugar en la discoteca Fortuny, una de las más de moda de Madrid, para conmemorar el 15 aniversario de la venta de AB Asesores a Morgan Stanley, en la que supone la venta de la banca privada más relevante en España.

Lo está organizando todo uno de los fundadores, Salvador García Atance, que lleva una vida dedicada a la filantropía y las ONG, y no faltarán sus colegas de batallas y también fundadores: Ignacio Garralda, actual presidente de Mutua Madrileña, Pedro Guerrero, presidente de Bankinter, así como Santiago Eguidazu, presidente de N+1.

AB imprimió carácter en muchos de sus trabajadores. Media España financiera ha pasado por sus filas y también eran famosas las fiestas de la organización. AB Asesores siempre tuvo gente joven, implicada y a la que le gustaba pasarlo bien.

Lo que todavía no está claro para este Buscón es si asistirán miembros de este Gobierno como Luis de Guindos, José Manuel Soria o el ex ministro Miguel Arias Cañete.

Por poder, podrían estar, aunque ninguno estaba en la compañía en el momento de la venta.

Luis de Guindos, hombre de vocación política innata, fue uno de los mejores (tal vez el mejor) ejecutivos de AB. Fue el responsable de toda el área de gestión, que era la que valía dinero de verdad, y también quien creó de la nada la extensa red comercial de Asesores.

Si se dice que todo político debería tener un paso por el sector privado, Guindos lo ha tenido: brillante, currante y con mucha mala milk. Así le describen sus antiguos subordinados. “Era muy bueno, pero pegaba unas broncas…”.

AB Asesores es algo que debe dejar un regusto agridulce en el actual ministro de Economía. La firma bursátil le dio prestigio profesional y proyección, pero fue de los pocos en irse de ahí sin ser millonario.

Guindos siempre le había dejado claro al trío Atance-Guerrero-Garralda que cuando ganaran ‘los suyos’, algo que a principios de los 90 parecía ciencia ficción, se marcharía a la política.

Así fue, aunque, según cuentan quienes le conocen, el ahora ministro quería irse al Tesoro y se encontró con que ese cargo fue para otro competidor suyo, Jaime Caruana, presidente de la gestora de Renta 4 entonces. Así, el PP tuvo que hacerle hueco en una dirección general económica, hasta que le nombraron secretario de estado.

Guindos fue entregando sus acciones de AB a valor teórico contable, cosa que no hicieron otros socios como José Luis Feito, que insistió en defender el valor de su posición accionarial.

A mediados de 1999, con Guindos en el Gobierno, AB se colocó por una millonada a los americanos y el político se quedó sin dinero, pero con honor. Los tres fundadores siempre han dejado claro que el ministro se portó como un caballero y sin duda se ha ganado un cubata o dos con sus ex jefes y compañeros. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba