Blogomaquia

Políticos, pedagogos y maestros, vaya tres patas de un banco

El discurso pedagógico “oficial” está lleno de dogmas, y en este momento es difícil enderezar el declive de los centros de enseñanza que tan buenos rendimientos políticos, no en resultados PISA, lleva años generando por toda la geografía española. Sin embargo, la realidad es testaruda y el funcionamiento del sistema “educativo” español demuestra que la enseñanza no universitaria no encaja ni con los hechos ni con lo ideado maravillosamente sobre el papel. Pese a ello, seguimos oyendo a Hegel con su “¡tanto peor para los hechos!”.

Casi 25 años defendiendo en la ESO la metodología del aprendizaje sin esfuerzo ha supuesto el arraigo del lysenkismo. He dicho lysenkismo, sí. Acuérdese de Trofim DenísovichLysenko (1898-1976), este héroe revolucionario que consiguió luchar contra la autoridad de la tradición científica y aplastar a los ingenieros agrónomos y llevar a cabo él solito el proyecto de cosechar en invierno para, con tácticas paradójicas, demostrar que los campesinos no solo estaban equivocados, sino que iban a vivir más felices tras obtener mayores cantidades de comida.

Imagine cuál fue el resultado. Bueno, pues aquí seguimos con la politización de la enseñanza, o sea, con la infravaloración del conocimiento, conel rechazo del estudio y la asimilación del saber, es decir, conla catástrofe de no poner diques al lysenkismo de la LOGSE-LOEo lo que venga… porque los que critican por motivos ideológicos el modelo de la enseñanza se empeñan todavía, a pesar de las evidencias en contra, en no dar valor al trabajo intelectual de los alumnos.

El regreso al gremialismo

Algunos pedagogos no se han enterado de que en cualquier democracia no hay fronteras ni vallas ni fosos y, por tanto, de que todos los ciudadanos pueden ocupar cualquier trabajo y acceder a todos los puestos de la administración del Estado. Sin embargo, eso no es lo que se desprende de un artículo de El País, diario que desde los 90 del siglo pasado es buque insignia de los naufragios de la LOGSE, y ahora, en bravura desvaída, embiste pequeñas mordidas a una ley de educación que ni siquiera ha sido puesta en marcha.

Dice El País que “cualquier titulado no vale para ser maestro”. Esa es su tesis. Bien, imaginemos por un momento que es verdad. Por lógica, también sería igualmente cierto que “cualquier titulado en Magisterio no vale para ser maestro”. Pero el enfoque del citado artículo no va por ahí. De hecho, en lugar de hacer hincapié las articulistas Álvarez & Silió en las deficiencias académicas de los alumnos españoles, también universitarios; en lugar de denunciar el experimento logsiano de escasísimo éxito escolar perpetrado con el beneplácito de los políticos; resulta que Álvarez & Silió invocan el principio de superioridad “psicopedagógica” de los maestros, únicos depositarios del auténtico saber que hay que saber.

¿Cuál esel argumento estrella que emplean para justificar que los que no son titulados en Magisterio no accedan a las plazas de maestros? El razonamiento es éste: quien no se ha graduado en las Escuelas de Magisterio no está, aseguran Álvarez & Silió, al corriente “de la atención a la diversidad, de la vigilancia a los conflictos en las aulas o de la relación con los padres”.

A mí me parece inicua, injusta y, sobre todo, profundamente engañosa la reflexión de Pilar Álvarez y Elisa Silió, y más cuando es un hecho que los maestros pueden dar clases en los institutos, igual que los profesores de Formación Profesional acceden a las plazas de Bachillerato, mientras que a los licenciados de titulaciones superiores se les discrimina, segrega e impide impartir clases en los centros de primaria.

Cosa curiosa, en fin, que gente tan antisistema con la enseñanza “tradicional” sea a la vez tan conservadora y gremialista con lo suyo en el momento de notar la competencia del talento. Pero tamaña indocencia con el tiempo desaparecerá, no me cabe la menor duda. Y a fuer de optimista digo con Emerson que “todo muro es una puerta”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba