Blogomaquia

Feminicidios

Resulta difícil, muy difícil caminar bajo los lodos de la violencia que genera montañas y montañas de injusticia. Y no es que hablemos, que sí lo hacemos, de cómo diversas situaciones inhumanas suelen cebarse entre los que menos tienen. Es que la violación sistemática de los derechos más básicos recae en los parias de siempre.

9-IX-2013: Según el periódico Al Bawaba, “Rawa”, unaniña yemení de tan solo 8 años, “ha muerto durante la noche de bodas a manos de su esposo de 40”. Este suceso no será esporádico, téngalo en cuenta, y la tragedia volverá a repetirse, pues de acuerdo con la citada publicación más de la cuarta parte de las niñas son casadas antes de cumplir los 15 y con el consentimiento de los legisladores proislámicos.

10-IX-2013: Del estudio ¿Por qué algunos hombres usan la violencia contra las mujeres y cómo podemos evitarla?, estudio sociológico realizado en seis países (Bangladesh, Camboya, China, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y Sri Lanka) y que contó con una muestra de más de 10.000 hombres y 3.000 mujeres, se desprende que el 49% de los hombres (que viven en la zona más poblada de la tierra) admite haber violado por primera vez a una mujer durante su adolescencia (léase la página 3). Los datos de este informe, auspiciado por Naciones Unidas, son alarmantes y explicarían las prácticas brutales de explotación y alienación sexual que padecen en esos países los grupos sociales más frágiles: mujeres y niños. Recordemos a este respecto la violación en grupo y asesinato de la joven india de 23 años en el interior de un autobús de Nueva Delhi el 16 de diciembre de 2012, suceso que por su depredación y salvajismo adquirió eco internacional.

12-IX-2013: Un hombre en Pakistán, relata la cadena BBCNews, confiesa haber ahogado a su hijita de 18 meses tras un ataque de rabia. ¿Causas? Simplemente anhelaba tener un vástago “varón”, no criar a una niña.

Trata de personas

El jefe de la División de la Organización Internacional para las Migraciones contra la Trata de Personas, Richard Danziger, comentó que, aunque se observa un cambio de actitud, el proceso de erradicación de la trata de personas“no deja de ser lento”. Y no deja de serlo porque, pensamos, a la marginación económica y política de los segmentos de la población más vulnerables suele unírsele la violencia, incluida la sexual, que les toca sufrir por el hecho de carecer de derechos elementales. No puede sorprender, entonces, que en lugares de Asia familias indigentes vendan, a falta de recursos, a sus propias hijas o que en la India niños que viven en la calle acaben raptados y emasculados para, luego, ser integrados en circuitos pedófilos de prostitución que alimentan, cómo no, el negocio tan pingüe de la trata infantil que, ¡atención al dato!, ya en 2008 movía en el mundo casi 32 mil millones, 31.700 millones de dólares al año exactamente.

Quien habla será callado

La costumbre, cuando no el miedo, dificultan la erradicación de prácticas ancestrales “aberrantes”. Sin embargo, y pese a ello, hay quienes reclaman la desaparición de la violencia aunque eso comporte riesgos para sus personas. Es el caso de la colombiana Angélica Bello, creadora en 2006 de la Fundación Nacional Defensora de los Derechos Humanos de la Mujer (FUNDHEFEM), y asesinada recientemente por defender a las mujeres. Incluidas las supervivientes de la violencia sexual perpetrada tanto por las FARC como por grupos civiles armados colombianos. Es el caso también de Sushmita Banerjee, autora de La esposa bengalí de Kabuliwala, libro que llegó a película en Bollywood y en donde la autora relataba cómo huyó del cerco represivo de los talibanes. Pues bien, hace unos días su cuerpo ha aparecido acribillado. Hasta 20 impactos de bala recibió Banerjee. 

Ciudad Juárez, ¡viva la muerte!

No es cuestión de recordar ahora las violaciones en masa de mujeres, cometidas durante los conflictos de la ex Yugoslavia y Ruanda. Tampoco es lugar para incidir en cómo siguen arrebatando a niños y niñas de sus familias, con el objetivo de convertirles en milicias de esclavos “asesinos”. Se trata de acordarnos de que en este 2013 se cumplen 20 años de sangre y luto, porque desde 1993 hasta la fecha de hoy en Ciudad Juárez cerca de 1.441 mujeres y niñas han sido asesinadas y más del 60% de los casos se registraron en los últimos seis años, según se desprende de la investigación del Colef llevada a cabo por Julia Monárrez Fragoso y Luis Cervera Gómez.

Muchas de las víctimas pasaron por toda clase de violencia sexual. Algunas, pongamos solo un ejemplo, con los pezones arrancados a dentelladas, entre otras bestialidades. Por otra parte, de los cuerpos encontrados sin vida, hay que resaltar, ninguno ha sido hallado por miembros de la policía mexicana.Y mientras por arte de magia se esfuman las pruebas, y aún menos se investigan las desapariciones, y no pocos políticos locales y nacionales mexicanos rebajan la cifra de asesinatos, la barbarie, escribe Humberto Robles, “parece no tener límites: las niñas Brenda Berenice Delgado Rodríguez de 5 años, Airis Estrella Enríquez de 7 años y Anahí Orozco de 10 años, fueron atacadas sexualmente, torturadas y asesinadas. ¿Acaso no existe alguien en el Gobierno mexicano que se conmueva y se decida a hacer algo para acabar con esta matanza de mujeres? Al parecer, la respuesta es muy simple: no”.

Está claro: desde la impunidad y al margen del estado de derecho hay feminicidios, demasiados feminicidios en excesivos, innumerables lugares de la tierra. Con semejante panorama, mal destino es ser una mujer desprovista de medios económicos. De hecho, ya el filósofo griego Tales de Mileto sentenciaba en el siglo VI a. C. que daba gracias por haber nacido “hombre, que no mujer”.

Postdata:

El término “feminicidio” procede de la catedrática mexicana,Marcela Lagarde, que acuñó esta palabra para describir el entorno de máxima indefensión en que viven las mujeres “jóvenes” y “pobres” en Ciudad Juárez (Estado de Chihuahua), al ser forzadas y asesinadas en serie, después de haber soportado en la mayoría de los casos todo tipo de vejaciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba