Blogomaquia

David contra Goliat, o la derrota de Telecinco

En Octubre de 2011 aparecía en el plató de una televisión la madre de el Cuco. Para quien no sepa aún quién era el joven que se escondía bajo este alias baste decir que fue uno de los acusados de la violación y muerte de Marta del Castillo. En principio, nada infausto parecía empañar el curso oportunista de esa cadena de TV que acostumbra por vocación a vivir prósperamente de hincar los dientes en las heces del alcantarillado emocional, llámese éste "espiritismo", "peleas arrabaleras" o "exhibición de los detritus del delito".

El fin de "La Noria"

Una vez que el programa que presentaba Jordi González dio voz a el Cuco a través de su madre, previo pago de 9.000 euros, un desconocido decide dejar en su blog una serie de quejas  a la vez que inicia una campaña contra el programa de La Noria. Pero además, junto a sus críticas a la citada entrevista, realizadas desde el punto de vista moral, el bloguero y periodista Pablo Herreros alienta promover un boicot hacia las marcas que se anuncian en La Noria. Lo que nadie esperaba, y tampoco "la cadena amiga", era que la campaña llevada a cabo por una sola persona se difundiera como la pólvora entre las redes sociales. Tanto éxito tuvo la iniciativa de Pablo Herreros que prácticamente en 15 días los anunciantes habían retirado sus spots publicitarios de La Noria.

David contra Goliat

Nuestro "David" no solo había vencido al altivo y gigante "Goliat", sino logrado reconducir el enfado de miles y miles de ciudadanos haciendo poderosa a la anónima audiencia que siempre es maltratada por los despotismos de ciertos directivos con su habitual falta de ética en la selección de contenidos televisivos. Así que, debido al respaldo  ciudadano, en abril de 2012 Telecinco cancela la emisión del programa La Noria. Parece que todo ha pasado, que las aguas han vuelto a su cauce. Sin embargo, y tras unos meses estudiando cómo infligir el mayor daño a Pablo Herreros, Telecinco interpone en el mes de julio, y en el Juzgado de Instrucción nº 14 de Madrid, una querella contra él. Aduce la citada cadena de TV la existencia de posibles delitos de amenaza y coacción a las empresas anunciantes. Y no solo eso. Tras solicitar tres años de cárcel, le reclama una indemnización de 3,7 millones de euros, cantidad en la que cifran las pérdidas económicas sufridas a raíz de las acciones de Pablo Herreros. Sin fianza, a éste se le cita para este 4 de diciembre en el juzgado donde debe declarar en calidad de imputado.

Ética y periodismo

Pese a que no nos acordemos o queramos pasar de puntillas sobre el asunto, las televisiones poseen un código deontológico claro y explícito que, curiosamente, día sí, día también, y debido a "Don dinero, poderoso caballero", suelen pisotear. Y, frente a estas infracciones que causan perjuicios sobre los derechos de los consumidores, la gente está harta de ver cómo, cuando está por medio el share, no se respetan los más mínimos principios de sentido común: ni los horarios, ni los contenidos ni el tipo de audiencia.

Como Mediaset, la empresa propietaria de la cadena Telecinco que preside Paolo Vasile, ha seguido manteniendo la querella en contra de Pablo Herreros, estos días se ha fraguado una campaña ciudadana a favor del demandado. Esta vez desde Change.org. Y la maniobra ha vuelto a coronar el triunfo, pues más de 160.000 personas han firmado un manifiesto en apoyo de Pablo Herreros exigiendo la retirada de publicidad de Telecinco.

El horno no está para bollos, y la empresa Trivago decide dejar de anunciarse en Telecinco. Y ante el pánico de que se repita el efecto dominó, este 27 de noviembre pasado, Mediaset cuyo dueño, al fin y a la postre, es el Sr. Berlusconi retira la denuncia contra la persona de Pablo Herreros, según informa este diario.

No es, aunque lo parezca, un cuento de Navidad, pero sí una buena noticia. En cualquier caso, estamos ante el tema lacerante de los abusos y falta de límites de una cadena audiovisual que sobresale como ninguna en hacer telebasura, una empresa privada de televisión que nació allá por 1990, el mismo año -¿es casualidad?- que en España se ponía en marcha el esperpento escatológico de la LOGSE.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba