Automoción

Skoda lanza la nueva generación del Superb; un Passat de mayores dimensiones

Está realizado sobre la misma plataforma que la berlina estrella de Volkswagen, pero mide casi diez centímetros más y resulta ligeramente más caro a igualdad de motor. Frente al modelo anterior, crece en dimensiones y en equipamiento.

Skoda confirma con el nuevo Superb que ha dejado de ser hace tiempo una marca ‘low cost’ para posicionarse en el mercado como una marca más dentro del Grupo Volkswagen, con modelos que no llegan a solaparse directamente con otros del grupo pero que, a la hora de que el cliente elija, puede llegar a resultar una clara alternativa. Es el caso del nuevo Superb de tercera generación, que poco o nada tiene ya que ver con aquel primer modelo nacido en 2001, de pretensiones mucho más modestas y posicionado entonces como una alternativa más económica al propio Volkswagen Passat.

Un salto a una categoría más premium con novedades prácticamente en todos los frentes, empezando en primer lugar por su construcción, al emplear métodos de fabricación y elementos técnicos de la moderna plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen, ya estrenada en muchos otros modelos del grupo, entre ellos el Volkswagen Passat, el Seat León o el Skoda Octavia.

Las dimensiones son también superiores, crece casi tres centímetros en longitud y casi cinco en anchura que, apoyado en otros ocho centímetros más entre ejes y en el rediseño del interior, contribuyen a que el nuevo Superb ofrezca unas cotas de habitabilidad más generosas aún que las de su antecesor, ya de por sí unas de las mejores que se pueden encontrar en el segmento. Junto a ello, crece igualmente la capacidad del maletero, 30 litros más que hacen del Superb III todo un referente en este sentido con sus 625 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.760 litros con los respaldos traseros plegados. Con el asiento del copiloto abatido, se pueden colocar objetos con una longitud máxima de hasta 3 metros.

También sufre evolución en lo que a su estética se refiere, con formas ya conocidas sobre todo en el Octavia que le aportan un diseño más moderno y elegante. Por dentro, acabados y materiales dan un salto de calidad, como también lo hace el equipamiento, incorporando volante multifunción, una pantalla de ocho pulgadas, sistema de navegación o la posibilidad de disfrutar de sistema de wifi a bordo. Es, además, el primer Skoda en adoptar un sistema de suspensión adaptativa. De serie adopta la frenada de emergencia en ciudad, siete airbags o el sistema de monitorización electrónica de la presión de los neumáticos. En opción cuenta con sistemas de asistencia a la conducción como el control de velocidad adaptativo, el asistente de cambio de carril, el detector de ángulo muerto, el sistema de reconocimiento de señales o el de alerta de fatiga, entre otros.

Introduce también soluciones prácticas y funcionales como un nuevo sistema para accionar el gancho del remolque escondido bajo el piso del maletero mientras no se esté utilizando, un compartimento para alojar una tablet en la consola central o el hueco para el paraguas en cada una de las dos puertas delanteras.

La gama de motores inicial del Superb está formada en gasolina por un 1.4 TSI de 150 CV, mientras que en Diesel hay disponibles un 1.6 TDI de 120 CV, un 2.0 TDI de 150 CV y un 2.0 TDI de 190 CV. Todos ellos adaptados a la normativa Euro 6 e incluyen de serie tecnología stop&start de parada y arranque automático del motor y sistema de recuperación de energía en la frenada de serie.

GAMA Y PRECIOS DESDE:

  Superb 1.4 TSI 150 CV: 26.770 euros

  Superb 1.6 TDI 120 CV: 26.270 euros

  Superb 2.0 TDI 150 CV Ative: 28.370 euros

  Superb 2.0 TDI 150 CV DSG: 30.660 euros

  Superb 2.0 TDI 190 CV: 31.620 euros

  Superb 2.0 TDI 190 CV DSG: 33.910 euros

  Superb 2.0 TDI 190 CV DSG 4x4: 38.660 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba