La cuarta generación del Toledo vuelve a sus orígenes. Tras el pequeño fiasco que supuso la tercera generación, con un diseño poco logrado y una configuración a medio camino entre berlina y monovolumen, Seat retoma el concepto original que tanto éxito tuvo para la marca. El nuevo Toledo llega ahora, tras desaparecer del mercado hace tres años, con una silueta más convencional, con tres volúmenes claramente marcados y un maletero realmente amplio, sobre todo en relación a sus dimensiones exteriores. Mide 4,48 metros de longitud, casi 20 centímetros menos que su hermano mayor el Exeo, pero sin embargo ofrece 550 litros de capacidad de carga frente a los 460 de aquél y cuenta con un interior con más espacio longitudinal incluso para los ocupantes de las plazas traseras. Una berlina estudiada para aprovechar al máximo cada centímetro de su carrocería. Eso sí, para abaratar costes, se ha optado por una configuración de suspensiones más sencilla, buscando un equilibrio entre confort y comportamiento. Se mueve en carretera sobre todo con mucha viveza, con un tacto muy próximo al del pequeño Ibiza, con el que comparte un diseño interior prácticamente idéntico. Bien presentado, simple en su configuración y con la información necesaria y suficiente en el cuadro de instrumentos, el Toledo conjuga perfectamente las necesidades habituales de este tipo de modelos. Precio ajustado, amplio interior y un equipamiento que puede llegar a contemplar casi todo lo necesario a través de sus muchas opciones, será una berlina ante todo práctica, una compra más racional que emocional pero que no defraudará.

La gama de motores contempla tres opciones en gasolina –cuatro si tenemos en cuenta el pequeño 1.2 de 75 CV, insuficiente a todas luces a la hora de moverse en carretera- y dos Diesel. Entre los primeros, el 1.2 TSi en versiones de 86 y 105 CV –con 5 velocidades el primero y 6 el segundo- y el 1.4 TSi de 122, de momento la variante más potente de la gama. En Diesel, el TDi de 1,6 litros de 105 CV será la alternativa más equilibrada, aunque a mediados de año llegará también en versión de 90 CV como acceso a la gama Diesel. Y en cuanto a equipamiento, tres son los niveles disponibles, Emoción, Reference y Style. El primero reservado sólo para la el 1.2 de 75 CV, un acabado muy básico que no incluye aire acondicionado (1.000 euros en opción) pero sí airbags frontales, laterales y de cabeza, control de estabilidad, elevalunas eléctricos delanteros y cierre centralizado.

FICHA COMERCIAL: precios desde1.2 75 CV: 13.990 euros1.2 TSi 85 CV: 17.500 euros1.2 TSi 105 CV: 18.600 euros1.6 TDi 105 CV: 19.400 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba