NOVEDAD | SSANGYONG REXTON

El todoterreno coreano estrena diseño, motor y versiones de tracción delantera

Llegó al mercado en 2002, se actualizó ligeramente cuatro años más tarde y, ahora, con vistas a 2013, SsangYong ha desarrollado prácticamente un nuevo modelo, aunque manteniendo la base estructural del modelo anterior.

Es uno de los todo terrenos que no se han rendido aun a la moda SUV, un modelo que sigue apostando por la robustez de un diseño en cierto modo clásico aunque ahora actualizado para ofrecer una estética más atractiva. Sus dimensiones no varían apenas, aunque los 4,76 metros de longitud suponen casi cuatro centímetros más. Gana un par de centímetros en anchura —1,90 metros—y apenas uno de altura. Eso sí, ahora todas las versiones tienen siete plazas distribuidas en tres filas de asientos.

Las modificaciones de diseño se centran sobre todo en el frontal, en el que cambia la parrilla, los faros, los paragolpes y los faros antiniebla. Detrás, son nuevos los pilotos y los paragolpes. Tanto las luces diurnas, los intermitentes como los pilotos son de led.

Bajo la carrocería, mantiene un bastidor propio de los verdaderos todo terrenos, con largueros y travesaños en lugar del ya cada vez más habitual monocasco, más ligero. Curiosamente, la suspensión trasera cambia entre las versiones de cambio automático o manual. Entre los primeros, el esquema trasero es más evolucionado, mientras que en el segundo, monta un sencillo eje rígido. Mantiene, eso sí, una característica que le diferencia de casi todos sus rivales, el sistema de reductora para una mayor eficacia a la hora de moverse en campo.

Nada de concepto SUV, el Rexton W es un auténtico todo terreno, aunque algo más refinado ahora

 Entre los cambios más importantes del nuevo Rexton W está el motor, reemplazando el anterior bloque Diesel de 2,7 litros por uno de 2 litros y 155 caballos, que además se puede elegir no sólo con tracción total, sino también delantera. Gracias a ello, el Rexton homologa ahora unos consumos mucho más ajustados, sobre todo en combinación con el cambio manual. Con el automático, se gana en confort de conducción, pero pierde mucho en dinamismo y aumenta el consumo, principalmente en ciudad.

En el interior, lo más destacable es el mucho espacio disponible, principalmente en sus dos primeras filas de asientos. La tercera, ahora de serie en toda la gama, ofrece suficiente amplitud, pero el asiento queda muy cerca del suelo y limita mucho el confort. Además, el respaldo de la banqueta no puede abatirse por partes, lo que condiciona mucho a la hora de distribuir el espacio de carga.

Se comercializa con dos niveles de equipamiento, «Premium» y «Limited». El primero asociado a las versiones de tracción trasera y el segundo a las de tracción total. Todas ellas llevan de serie seis airbags, control de velocidad de crucero, control de estabilidad, cámara de visión trasera, climatizador automático, sensor de lluvia y luces, conexión Bluetooth y entrada USB para dispositivos externos. Los precios, arrancan en 25.500 euros en las versiones 4x2 y en 27.500 en las de tracción total.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba