Automoción

Renault refuerza el eléctrico ZOE aumentando la autonomía y reduciendo el tiempo de recarga

Es uno de los eléctricos más accesibles, un modelo que ha sido ligeramente actualizado para llegar a ofrecer 240 kilómetros de autonomía. No varía el sistema de alquiler de la batería, que supone un coste mensual mínimo de 49 euros.

El ZOE mejora en su última evolución la autonomía y el tiempo de recarga.
El ZOE mejora en su última evolución la autonomía y el tiempo de recarga.

Por formas y dimensiones, se podría considerar al ZOE como la versión eléctrica del Clio, un utilitario de cinco plazas y maletero convencional provisto de un motor eléctrico que, a partir de ahora, será fabricado directamente por Renault y no por Continental. Aunque mantiene los mismos 88 CV con que fue lanzado al mercado, el motor es diferente, resultando un 10% más pequeño, mejorando la autonomía homologada en 30 kilómetros para ofrecer ahora 240 kilómetros gracias a la optimización de los componentes del sistema propulsor. Según Renault, en condiciones reales, la autonomía oscila entre 120 kilómetros con tiempo frío y 150 con temperaturas templadas. Con la versión 2015, los valores aumentan hasta 140 y 170 kilómetros respectivamente, disponiendo para calentar el habitáculo de una bomba de calor de 1 kW de potencia.

De serie el ZOE cuenta con un cargador denominado «Camaleón» con cable de seis metros de longitud que permite cargar la batería en tomas de corriente monofásicas y trifásicas. Las modificaciones que ahora introduce Renault reducen el tiempo de carga en una toma monofásica hasta en un 10%. La carga más rápida posible ahora será de una hora para llegar hasta el 80% de capacidad de la batería.

Para poder utilizar el cargador «Camaleón» en una vivienda convencional hay que instalar un dispositivo llamado «Wall-Box», que tiene un coste aproximado de 1.000 euros, aunque también es posible adquirir un cable para recargar el ZOE en un enchufe.

No varía en el renovado ZOE ni precio ni equipamiento o diseño, manteniendo el precio inferior a los 15.000 euros (incluyendo la subvención del Gobierno), aunque hay que tener en cuenta que la batería no se puede comprar y que supone un alquiler con un coste mínimo de 49 euros al mes que varía en función del kilometraje anual y de los años de duración del contrato. Este coste mínimo supone 2.500 kilómetros al año durante tres años. El coste máximo es 202 €/mes  para 40.000 kilómetros durante un año. Si a la finalización del contrato se ha excedido el kilometraje establecido hay una penalización y, si no se ha alcanzado, una bonificación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba