LO ULTIMO

Diseño actualizado y motores Diesel dCi más eficientes

La actual generación del Espace salió al mercado en 2002 y, desde entonces, se ha mantenido con mínimos cambios. Ahora, de cara a 2013, Renault actualiza su emblemático monovolumen para seguir plenamente al día.

Son ya casi 30 años de historia de un modelo que, junto al Chrysler Voyager, marcó el inicio de un nuevo segmento del automóvil que ha llevado a la marca francesa a comercializar más de 1,2 millones de unidades. Con mínimos cambios desde que saliera al mercado en 2002 en esta cuarta generación, Renault ha aprovechado la renovación de otros modelos de la marca para poner al día a su monovolumen más representativo, efectuando no pocas modificaciones que le permitan mantenerse en plena actualidad. Afortunadamente para la marca, el Espace nació en 2002 con un diseño muy moderno y atrevido que, diez años después, sigue siendo actual. Ha bastado introducir en él un nuevo frontal que recoge los trazos que marcan la estética de los últimos productos de la firma francesa. En él, destaca la nueva parrilla, paragolpes y faros antiniebla así como el logo de la marca que cobra mayor protagonismo con sus mayores proporciones. Cambios suficientes para que el Espace recobre una imagen más moderna y atractiva, un diseño más expresivo con el que seguir cautivando a quienes buscan un auténtico monovolumen, en el que el espacio interior y el confort de a bordo esté por encima de todo lo demás.

28 años en el mercado y más 1,2 millones de unidades vendidas avalan a uno de lo monovolumenes que marcó el camino de un nuevo segmento

Pero además del necesario lavado de cara, el Espace ha recibido pequeñas pero apreciables mejoras en materia de motores y bastidor en busca de una mejor eficiencia sobre todo. En el primer caso, los Diesel han sido ajustados para reducir el consumo y, con ello, los niveles de emisiones. El motor 2.0  dCi de 150 CV mejora el consumo medio en 0,8 litros –de 6,5 a 5,7 l/100 km- y baja las emisiones de CO2 de 170 g/km a sólo 150, lo que implica de paso bajar del 9,75% al 4,75% en el impuesto de matriculación. En el caso del motor 2.0 dCi de 175 CV y cambio automático, también se reducen consumo y emisiones en las mismas proporciones, pasando de 7,2 a 6,4 l/100 km.  Una reducción consecuencia no sólo del trabajo en los motores, sino también de una mejora aerodinámica con bajos carenados y de montar neumáticos de baja resistencia a la rodadura.

La gama mantiene dos niveles de equipamiento, Celsium, que incorpora ahora el sistema de recuperación de energía en la frenada, e Initiale, que introduce también, de serie, la cámara de visión trasera. Los precios, oscilan entre los 33.850 euros del dCi 150 CV Celsium 5 plazas hasta los 43.770 euros del dCi 175 CV Initiale automático con 7 plazas. En carrocería Grand Espace, hay que añadir un sobrecoste de 800 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba