Automoción

Motores PureTech: Peugeot apuesta por la gasolina para los segmentos más pequeños

Las ventas de versiones de gasolina en los segmentos más urbanos siguen una clara tendencia al alza que ha llevado a marcas como Peugeot a una completa renovación de la oferta de este tipo de motores en busca, sobre todo, de una notable mejora en materia de consumos. Como muestra, los 4,6 l/100 km que anuncia el 308 1.2 de 110 CV.

Es una de las marcas con mayor tradición en lo que a motores diesel se refiere, pero el cambio de tendencia que se está experimentando en los segmentos más pequeños del automóvil con un claro aumento en la demanda de versiones de gasolina ha obligado a Peugeot a renovar completamente su oferta, sustituyendo sus veteranos bloques de cuatro cilindros y 1,6 litros de cilindrada por unos modernos bloques de sólo tres cilindros. Cargados de tecnología en forma de inyección directa de combustible y sobrealimentación buscan, por encima de todo, ofrecer consumos muy ajustados sin renunciar a un alto grado de dinamismo.

Los cinco primeros meses del año dejan cifras que señalan el cambio que está experimentando los segmentos más pequeños y que podría también generar tendencia a más largo plazo entre los compactos. Si en 2012 las ventas en el segmento de los pequeños urbanos mostraba un cierto equilibrio entre gasolina y diesel, acercándonos ya a la mitad del ejercicio 2014 la balanza se ha ido inclinando hacia las versiones de gasolina. De las casi 112.000 unidades vendidas de los segmentos A y B, más del 65% se corresponden con versiones de gasolina, fruto en parte del mayor desarrollo que están teniendo este tipo de motores en los últimos tiempos.

Por ello, política de la marca pretende relanzar su presencia en el mercado de los turismos de gasolina, donde sus versiones no han tenido en los últimos años especial atractivo. Algo que con la llegada de los nuevos motores PureTech esperan mejorar. Si ya con las primeras versiones de 1,0 y 1,2 litros atmosféricas pudimos evidenciarlo en su momento sobre todo por lo que a refinamiento y bajos consumos en conducción urbana se refiere, ahora con la llegada de esta segunda generación marcada por la sobrealimentación muestra además un muy superior nivel de dinamismo manteniendo esos bajos niveles de consumos y emisiones.

De hecho, para el nuevo 308 equipado con el recién estrenado motor 1.2 e-THP de 130 CV, Peugeot anuncia apenas 4,6 l/100 km de consumo medio. Nuestra primera toma de contacto sí nos ha permitido comprobar que, manteniendo una conducción suave a bajo ritmo, los consumos se mueven en cifras bastante contenidas no muy alejadas del diesel de similar potencia, aunque el carácter mucho más deportivo de su respuesta en comparación a este último invita a pisar el acelerador con más frecuencia y, ya a ritmos claramente rápidos, se abre una mayor diferencia frente al diesel.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba