Automoción

La nueva versión familiar permitirá a Peugeot relanzar este año las ventas del 308

Llegan a representar en algunos mercados europeos hasta el 75% de las ventas sobre el total de la gama, pero en España las carrocerías familiares siguen sin alcanzar cuotas demasiado elevadas. Peugeot, con el nuevo 308 SW, quiere impulsar sus ventas para lograr que una de cada cuatro matriculaciones de la gama se corresponda con la versión familiar.

Si el pasado año las ventas del 308 superaron ligeramente las 14.000 unidades, para este 2014 la marca francesa prevé aumentarlas cerca de un 15% para alcanzar las 16.000 unidades y acercarse así al ranking de los tres compactos más vendidos, carrera en la que en 2013 se vio superado por el Seat León, Volkswagen Golf, Renault Mégane y Opel Astra. Con la llegada de la nueva variante SW, Peugeot refuerza así la oferta del 308 con una carrocería que, según las previsiones de la marca, podría representar al finalizar el año uno de cada cuatro modelos vendidos. El reto, llegar a las 16.000 unidades a lo largo de este año y posicionarse como uno de los compactos más exitosos en nuestro mercado.

La apuesta de la marca del león es clara, con un producto que apuesta por diferenciarse a través de un diseño que marca mucho la personalidad, sobre todo de puertas adentro, donde el 308 ha experimentado un enorme salto de calidad apoyado en su i-Cockpit, un salpicadero diferente en todos los sentidos marcado por su pequeño volante y una instrumentación situada por encima del mismo. Generó mucha controversia en su lanzamiento en el pequeño 208 pero se ha mantenido en el 308, incluido este novedoso SW.

A igualdad de motor, el SW cuesta unos 600 euros más que el 308 cinco puertas

Sus dimensiones crecen respecto al cinco puertas en longitud, 33 centímetros más para llegar a los 4,58 metros, aunque esa ganancia de longitud se ha llevado no sólo a la zona del maletero, sino también al interior, que cuenta con mayor espacio para las piernas en las plazas traseras. Pero por encima de todo, es protagonista el maletero, que llega hasta los 610 litros de capacidad medidos hasta la bandeja, fácilmente ampliables por tanto si se aprovecha el espacio hasta el techo. Un simple movimiento de una pequeña palanca libera los respaldos traseros, dejando una superficie de carga completamente plana y elevando la capacidad de carga hasta los 1.660 litros.

En marcha, las diferencias dinámicas frente al 308 de cinco puertas apenas existen a pesar de su mayor longitud y peso, un aspecto este último en el que la marca ha trabajado intensamente logrando frente al anterior 308 SW una reducción de 140 kilos, mejorando así el rendimiento de los motores y el propio dinamismo. Se mueve con enorme soltura y eficacia en carreteras viradas y lo hace en autovías con mucho confort acústico en el caso de los motores Diesel que hemos podido probar brevemente, entre los que destaca la llegada a la gama de un novedoso 1.6 BlueHDi con 120 CV y un consumo medio homologado de apenas 3,2 l/100 km.

Más novedad supone la introducción en la gama 308 de los nuevos motores de gasolina de baja cilindrada, uno de los pilares sobre los que Peugeot quiere apostar fuerte en los próximos meses. Son los bloques de 1,2 litros y tres cilindros pero ahora sobrealimentados y que llegan en versiones de 110 y 130 CV, y que a lo largo del próximo año se introducirán en el pequeño 208.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba