Automoción

Opel renueva su gama Mokka e Insignia con la nueva generación de motores diésel CDTI

Son bloques de cuatro cilindros con 1,6 y 2 litros que mejoran en rendimiento y en suavidad, con 136 y 170 CV respectivamente y dotados de la última tecnología para reforzar la buena posición en el mercado lograda en el ejercicio anterior.

Los modelos Mokka e Insignia se refuerza con la adopción de los nuevos diésel.
Los modelos Mokka e Insignia se refuerza con la adopción de los nuevos diésel.

El éxito del Mokka desde su lanzamiento ha llevado al SUV de la marca alemana a posicionarse como uno de los modelos con mejores perspectivas de crecimiento a corto plazo, al que la falta inicial de stock limitó en cierta medida sus ventas. Ahora, con mayor capacidad ya gracias a que su producción se ha llevado a la planta zaragozana de Figueruelas y con la llegada de esta nueva generación de motores diésel —un pequeño lastre hasta ahora al montar un bloque muy veterano como era el 1.7 CDTi—, Opel espera un fuerte crecimiento en ventas del Mokka.

El nuevo motor que ahora estrena es el 1.6 CDTi —cuyo precio arranca en 22.790 euros—, con 136 CV de potencia que mejora el rendimiento del anterior 1.7 al ofrecer 6 CV y 20 Nm más reduciendo el consumo en 0,5 litros, homologando ahora 4,1 l/100 km en ciclo combinado emitiendo solamente 109 gr de CO2 por kilómetro. Pero además de mejoras en prestaciones y consumos, lo que Opel consigue sobre todo es un claro avance en lo que a suavidad y agrado de conducción se refiere. Frente al anterior CDTI de 1,7 litros, la ganancia en la respuesta a bajo régimen en sin duda su gran atractivo, pero también ofrece una capacidad para subir de vueltas mucho más ágil y un superior rendimiento. Acelera más y mejor y, de paso, permitirá incrementar de manera notable la autonomía.

También el Insignia ha supuesto para Opel todo un éxito de ventas el pasado año en nuestro mercado, liderando con sus casi 8.000 unidades el ranking del segmento de las berlinas, un modelo que ahora refuerza con la adopción de la última evolución del motor CDTi de 2 litros. Desarrolla 170 CV , 7 más que el anterior, mejora el par máximo en un 14%, mantiene los mismos consumos pero, sobre todo, gana mucho en silencio de marcha y agrado de respuesta. Con un  par máximo de 400 Nm disponible desde apenas 1.750 rpm y dotado de un turbocompresor de geometría variable y un nuevo sistema de inyección directa de alta presión que  permiten hasta 10 pulsos de inyección por cilindro y ciclo, el nuevo diésel asegura una respuesta más suave desde bajo régimen para un funcionamiento más agradable, manteniendo una elevada capacidad dinámica, con una velocidad máxima de 225 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 9 segundos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba