CONTACTO | OPEL CABRIO

El nuevo descapotable de Opel apuesta por la capota de lona y por una cierta deportividad a sus mandos

La tradición de Opel por los descapotables viene de lejos, aunque fueron sus versiones Kadett y Astra las que popularizaron este tipo de modelos en la marca. Ahora, llega el nuevo Cabrio, desligado de la gama Astra y con un carácter casi deportivo.

Dos años después de dejar de comercializar el Astra Twin Top, Opel vuelve a introducir en su gama una versión descapotable, ahora desligada de la gama Astra y habiendo diseñado el nuevo Cabrio desde un chasis propio, que ha permitido ajustar en mayor medida las especificaciones de un modelo de estas características para ofrecer un turismo especialmente eficaz sobre el asfalto.

Se fabricará además por primera vez en sus propias instalaciones, con una personalidad marcada ahora por su techo retráctil de lona en lugar del anterior techo rígido plegable para recuperar la esencia de los descapotables de antaño. Lo ha hecho, eso sí, desarrollando a conciencia un techo que logra una gran eficacia en el aislamiento del ruido exterior.  

A la mayor ligereza en el conjunto, el techo de lona de este nuevo Cabrio permite abrirlo o cerrarlo en marcha hasta una velocidad de 50 km/h, algo más elevada de lo habitual en este tipo de modelos, lo que facilita mucho su manejo sobre todo en ciudad, donde podremos accionarlo con gran sencillez de semáforo en semáforo. Y es que su funcionamiento completamente eléctrico apenas requiere 17 segundos para ello. 

Mucho más eficaz sobre el asfalto que el anterior Astra Twin Top, el nuevo Cabrio resulta además más agradable

Las dimensiones del Opel Cabrio son de 4,7 metros de longitud y 1,84 de de anchura, notablemente más grande que el anterior Astra Twin Top. Cuenta con un interior suficientemente amplio para cuatro personas que, con plazas traseras de banquetas individuales, podrán tener asientos con calefacción y ventilación. Y es que el equipamiento es sin duda abundante, con posibilidad de montar faros bi-xenón, el sistema «Opel Eye» con reconocimiento de señales de tráfico que las reproduce en la pantalla de la instrumentación gracias a una cámara colocada en el parabrisas o cámara de visión posterior entre otros. 

El volumen del maletero varía lógicamente en función del techo y, con él abierto, se queda en 280 litros frente a los 380 cuando circulamos con la capota cerrada. Se puede aumentar el espacio de carga abatiendo uno o los dos asientos posteriores, una acción que se realiza de forma también eléctrica. 

La gama de motores está formada inicialmente por dos gasolina y otros dos Diesel. Los primeros, el conocido 1.4 Turbo de 140 CV y el nuevo 1.6 Turbo de 170 CV. Los Diesel, ambos basados en el 2.0 CDTi, con 165 y 195 CV, este último BiTurbo. Hemos podido conducir el más novedoso 1.6 Turbo, un motor especialmente agradable en su funcionamiento a bajo régimen y con mucho tirón a partir de las 4.000 rpm. Suave para una conducción tranquila a cielo abierto, permite además disfrutar de la eficacia de un chasis muy bien diseñado, suficientemente rígido para exprimir en trazados virados todo el potencial del nuevo motor y disfrutar entre curvas de una gran precisión. Se siente el gran trabajo efectuado en el desarrollo del chasis, con mucho aplomo y sin presentar síntomas de falta de consistencia cuando forzamos mucho el apoyo en curva. 

GAMA Y PRECIOS desde:

Cabrio 1.4 Turbo 140 CV: 29.900 euros

Cabrio 1.6 Turbo 170 CV: 31.700 euros

Cabrio 2.0 CDTI 165 CV: 32.600 euros

Cabrio 2.0 CDTI BiTurbo 195 CV: 34.600 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba