Automoción

Nissan Pulsar, herencia del Qashqai para el segmento de los compactos

El estrepitoso fracaso del último compacto de la marca, el Tiida, desanimó a los responsables de Nissan a volver al segmento con mayores ventas en nuestro mercado. Pero el éxito del Qashqai ha permitido desarrollar casi en paralelo un nuevo modelo que tratará, al menos, de recuperar parte de los buenos resultados logrados en su momento por el Almera. El precio, de entrada, algo elevado.

Estará a la venta en septiembre y NIssan ya ha anunciado los precios de comercialización de su nuevo compacto, 17.300 euros para la versión más accesible de la gama, con motor de gasolina de 115 CV, un precio no precisamente ajustado toda vez que el Mégane con similar potencia arranca en 15.400 euros y el Astra en algo más, 16.800 euros. Un modelo que llega para adentrarse de nuevo en el segmento con mayores ventas de nuestro mercado, con más de 120.000 unidades en el primer semestre y al que Nissan quiere ahora echar el lazo para hacerse con una pequeña parte de tan suculento mercado.

Los buenos resultados en el mercado del Qashqai se ven reflejados en el Pulsar con una imagen próxima a él, con unas formas fácilmente identificables con rasgos que le otorgan una marcada personalidad. Sus dimensiones resultan ligeramente más amplias que las del Seat León, líder de ventas entre los compactos este año, con 4,38 metros de longitud, 12 centímetros más que aquél, buscando ante todo ofrecer un interior referencia entre sus rivales por amplitud.

También pretende serlo por tecnología, incluyendo entre otros elementos el sistema de Escudo de Protección Inteligente de Nissan, que integra dispositivos como el Sistema de Frenada de Emergencia, el Detector de Movimiento, la Alerta de Cambio de Carril Involuntario, el Control del Ángulo Muerto o la cámara de visión perimetral de 360 grados. No faltará por supuesto un avanzado equipamiento en lo que a conectividad y entretenimiento se refiere, adoptando la segunda generación del sistema multimedia NissanConnect, el software Google Send-to-Car que permite enviar rutas desde el ordenador al coche y la posibilidad de acceder a una amplia ofertas de aplicaciones.

Hay cuatro niveles de equipamiento, Visia, Acenta, N-TEC y Tekna, y desde el primero de ellos ofrecerá ya control de velocidad de crucero, indicador de presión de neumáticos, aire acondicionado, asiento del conductor regulable en altura, elevalunas eléctricos traseros, radio CD o conexión Bluetooth entre lo más destacado. El Acenta añade acceso manos libres, climatizador de dos zonas, encendido automático de luces y sensor de lluvia. El nivel N-TEC suma llantas de 17 pulgadas y cámara de visión trasera. Por último, en el Tekna es de serie la tapicería de cuero, los asientos con calefacción, retrovisores abatibles eléctricamente y un sistema de cámaras que genera una vista cenital del vehículo.

En cuanto a los motores, inicialmente ofrecerá un gasolina 1.2 DIG-T sobrealimentado de 115 CV y, en diesel, las motorizaciones más demandadas en el segmento con más de un 70% de ventas, contará con los motores ya conocidos de Renault, en septiembre con el 1.5 dCi de 110 CV -a un precio de 18.700 euros, algo elevado también frente a sus rivales- que anuncia un consumo medio de 3,6 l/100 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba